Todo el mundo en algún momento se ha cruzado con una persona negativa o pesimista, pero pocas veces nos paramos a pensar que esos sentimientos pueden causar estragos en nuestro estado emocional.

El término “vampiro psíquico” sirve para nombrar a un tipo de persona que tiene la cualidad de drenar la energía, agotar, deprimir, entristecer o, en casos extremos, enfermar físicamente a las personas que están a su alrededor.

Hay que aclarar que en la mayoría de los casos un vampiro psíquico no sabe que lo es y suele provocar esos efectos negativos de forma inconsciente, simplemente con su manera de ser o sus comentarios negativos. Pero que dicha persona no sea consciente de lo que hace no significa que nosotros debamos permanecer indiferentes, así que aquí os dejamos algunos indicios que pueden ayudarnos a detectar un vampiro psíquico:

  • Cansancio. Los vampiros psíquicos drenan la energía mental. Un ejemplo de cómo lo pueden hacer es si tenemos una conversación con ellos en la que todo el rato nos están poniendo pegas a lo que decimos o dando el contrapunto negativo. Cuando interactuamos con una persona tan negativa y pesimista, sin darnos cuenta acabamos con la moral por los suelos.
  • Pesimismo. Las personas extremadamente pesimistas tienen tendencia a contagiar su estado de ánimo, por ese motivo tendremos que estar alerta si notamos que siempre que estamos con cierta persona acabamos con un estado de ánimo depresivo, sin que nosotros tengamos motivo para estar así.
  • Enfado. Lo mismo ocurre con la ira y el enfado. Hay gente que nos saca de quicio sin motivo, no hacen nada para molestarnos, sin embargo tienen la capacidad de provocarnos un estado emocional agresivo.
  • Malestar físico, principalmente dolor de cabeza. Posiblemente este sea el efecto más extremo. Si directamente tras estar con una persona siempre acabamos con migrañas, dolor muscular o malestar general, es probable que hayamos sido víctimas de una pequeña exposición a un ataque provocado por un vampiro psíquico.

¿A todo el mundo afecta por igual este tipo de personas? No tiene porqué, depende de las defensas de cada uno, de su estado de ánimo, de su capacidad para tolerar determinados carácteres… Obviamente esto significa que podemos defendernos de este tipo de personas simplemente aplicando unas técnicas sencillas:

  • Barrera psíquica. Si ya hemos detectado que determinada persona de nuestra vida es un vampiro psíquico (ya sea consciente o inconsciente) pasaremos a crearnos una barrera antes de estar con esa persona. No hay un método único y cada uno debe crear la barrera con la que se sienta más cómodo, pero os recomendamos una manera de hacerlo sencilla, simplemente nos concentraremos en la intención de crear una esfera o un escudo que nos envuelva completamente y le daremos la capacidad de absorber cualquier energía negativa que nos lance esa persona y dispersarla hacia el suelo. Mientras estamos con la persona que nos perturba mantendremos una parte de nuestra mente centrada en el escudo para que esté siempre activo.
  • Limpieza con sal. La sal es un poderoso absorbente de energías, por lo tanto es ideal para usarlo tras el paso de un vampiro psíquico. Esta técnica la usaríamos si la persona ha estado en nuestra casa para evitar que las energías negativas se instalen en nuestro hogar. Para eliminar estas malas vibraciones mezclaríamos agua con sal cargada con la intención de eliminar las energías negativas y fregaríamos el suelo por donde ha estado la persona.
La sal negra es uno de los absorbentes más poderoso que podemos usar contra un vampiro psíquico.
La sal negra es uno de los absorbentes más poderoso que podemos usar contra un vampiro psíquico.
  • Cambiar nuestra actitud mental: dependiendo de la intensidad con que la persona consuma nuestras energías a veces simplemente será necesario una toma de conciencia y un cambio de actitud por nuestra parte. No dar importancia a sus comentarios, ignorarlos, o cómo llanamente se suele decir: «no entrar al trapo» es en ocasiones suficiente para evitar el desgaste que estas personas producen, no olvidemos que si de algo tenemos el control es de nuestras propias acciones y de la actitud que queremos tener ante la vida.

Y el último consejo y puede que el más importante:

Diálogo. si detectamos que un familiar o amigo tiene tendencia a actuar como un vampiro psíquico con comentarios y actitudes excesivamente negativas, podemos intentar hacerle ver que ese tipo de pensamientos son contraproducentes tanto para él como para los demás. Poco a poco podemos ayudarle a cambiar de tendencia de pensamiento y pasar de la negatividad a una actitud más positiva.

Silvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content