Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Últimamente parece que se ha puesto muy de moda el jabón artesanal, pero al margen de ser todo un arte y en muchos casos ser más naturales y ecológicos que los jabones industriales… ¿conocéis los usos que pueden tener a nivel mágico? Porque podemos utilizar los jabones para darnos baños rituales, si sabemos cómo utilizarlos.

En los baños rituales generalmente se utilizan elementos naturales que aplicados al cuerpo nos sirven para determinado propósito, como por ejemplo protección, purificar nuestro cuerpo y espíritu, reforzar nuestra autoestima, abrir nuestra percepción a los mundos no visibles… El color es otro elemento importante, ya que podemos utilizarlo para potenciar el efecto buscado con nuestro baño ritual. El último ingrediente que utilizaremos es nuestra intención, pues sin ella el acto mágico no podría existir, y que mejor momento de centrar la mente y concentrarse que bajo el agua de la ducha.

Una vez sabido esto, se trata de combinar los elementos para que se armonicen con el objetivo que queremos alcanzar en nuestro baño ritual. Y una manera muy buena de hacerlo es a través del jabón artesanal, ya sea comprado o bien elaborado por nosotr@s. Yo hace ya tiempo que comencé a crear mis propios jabones con esta finalidad, y lo recomiendo sobre todo para aquellas personas que tengan mucha afinidad con el elemento agua, pues es una forma maravillosa de trabajar.

Bien, ¿y cómo sé qué tipo de jabón necesito y para qué? Es importante que sean jabones realizados con elementos naturales: tanto en los aceites base (que no lleven productos químicos, simplemente el aceite de oliva, de coco, mantecas…), como en los colorantes (que sean a base de pigmentos naturales como las micas, o las especias), y que el aroma se lo proporcionen aceites esenciales, no perfumes o fragancias. Este último punto es muy importante, porque necesitamos que el jabón lleve realmente el extracto de la planta, ya que son estas las que proporcionan la mayor carga energética del ritual, y eso sólo lo conseguiremos si llevan aceite esencial. Es difícil de explicar, pero para que os hagáis una idea, cada planta tiene su espíritu, su conciencia colectiva, y si no usamos elementos realmente naturales no conectaremos con esa parte espiritual de la naturaleza, y por lo tanto no conseguiremos los resultados deseados.

A continuación os explico los usos rituales de los jabones que más utilizo, y cuya fórmula he ido perfeccionando a lo largo del tiempo (si, los hago yo con mis manitas :D), aunque como siempre lo mejor es que cada uno experimente y extraiga sus propias conclusiones, pues especialmente en el caso de las plantas nos pueden ayudar para más de una cosa:

  • Para protección: jabón artesanal de romero, pues esta planta es una excelente protectora. Me gusta poner colorante verde en este jabón para armonizarlo con la planta, e incluso a veces incluyo trocitos de romero a modo de exfoliante para la piel, pero también se podría utilizar un colorante rojo, pues es un color muy energético y protector. Es importante no malgastar agua cuando hacemos estos rituales, pues siempre hay que tener respeto por la naturaleza. Lo mejor es mojarse un poco y después, mientras mantenemos la concentración en el acto de protegernos, frotar bien el jabón por todo nuestro cuerpo. Una vez hayamos terminado nos aclararemos visualizando que la esencia protectora de la planta se queda en nuestro cuerpo y forma una capa de protección sobre nosotr@s.

  • Para empoderarse o desbloquearse: jabón artesanal de canela. Esta especia es apreciada por su capacidad de estimular nuestra fuerza interior, y es muy utilizada en lociones e inciensos rituales con la finalidad de dotar de más poder al trabajo mágico. Como jabón artesanal la podemos utilizar cuando necesitemos más fuerza interior, ya sea porque vamos a realizar un trabajo energético o bien porque tenemos una reunión importante, o un acontecimiento relevante en nuestras vidas y necesitamos ir bien activos. El color recomendaría un rojo, naranja o amarillo que son muy energéticos, o bien simplemente vuestro color favorito. De nuevo os recomiendo que frotéis bien el jabón por todo el cuerpo mientras os concentráis en conectar con la fuerza de la canela y le pedís mentalmente más poder. Aclarar visualizando como la energía se centra en vuestro hara o chakra manipura (plexo solar) y de ahí se irradia por todo vuestro cuerpo.

  • Para viajes chamánicos, meditación, clarividencia: me gusta utilizar el jabón artesanal de laurel. Esta planta tiene propiedades alucinógenas, y en algunas tradiciones paganas se utiliza para despertar los sentidos y estar más receptivos en los viajes y vuelos espirituales. Para este jabón me gusta utilizar colores que armonicen con el pensamiento, como el azul o el morado (que corresponden al tercer ojo y chaka corona), aunque de nuevo también se pueden utilizar colores verdes para armonizarse con la planta. En este caso sólo aplico el jabón a los chrakas antes mencionados, ajna y sahasrara. Suelo aplicarlo en forma de masaje, o bien en círculos en el sentido de las agujas del reloj. De nuevo es importante durante todo el proceso imprimir una intención clara en despertar estas zonas y ser más receptivos.

 

 

  • Para purificarse: jabón artesanal de lavanda. Esta planta tiene muchas propiedades, y también podríamos utilizarla como en el caso anterior, para abrir nuestros sentidos. Un baño ritual purificante es para limpiar nuestro cuerpo de las energías negativas acumuladas durante el día, y me encanta hacerlo con esta planta por el aroma tan maravilloso que tiene, me da sensación de bienestar y pureza. En este caso suelo utilizar colorante natural morado para armonizar el jabón y la planta. En este caso cuando lo aplico sobre el cuerpo, me concentro en visualizar como la energía negativa se marcha, mientras me enjabono siempre desde el centro de mi cuerpo hacia las extremidades, como si a través de este gesto empujara a la negatividad hasta pies y manos y de allí hacia fuera.

 

  • Para sanación: la menta es una buena planta sanadora (y también protectora). Por eso cuando estoy un poco resfriada, o siente el cuerpo cansado o dolorido me gusta utilizar este jabón. Suelo utilizar colorantes verdes ya que es el color relacionado con la sanación, y de paso armonizo con la planta. En este caso me gusta aplicarlo de forma relajante, masajeando todo el cuerpo, relajándome, e inspirando el aroma a la vez que visualizo como mi cuerpo sana y se recupera.

Como os he dicho esto son sólo algunos ejemplos de usos. Se pueden utilizar otro tipo de plantas y aceites esenciales, aplicarlo en otras partes del cuerpo, añadir además música o encender velas… Al final se trata de crear una atmósfera propicia para que podamos trabajar energéticamente. Espero que os haya gustado el post y os haya dado algunas ideas :D

Isabel.

 

 

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *