Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Abrir nuestros chakras nos aporta energía y despierta nuestra mente dormida. La energía kundalini subiendo por nuestra columna y abriendo estos puntos energéticos puede ayudarnos a tener una apertura de conciencia. Hay diversas maneras de trabajar los chakras (meditando, con minerales…), pero hoy os propongo una un poco diferente: con jabón.

La idea es mezclar diversos elementos: el agua, los colores, y la esencia de las plantas para obtener mejores resultados. Tal vez os preguntéis por qué estos elementos… Pues muy fácil:

  • El agua es el elemento de la intuición, además siendo prácticos también relaja nuestros músculos y nos permite alcanzar un estado mental sosegado, ideal para quitarnos el estrés de encima y poder trabajar a nivel energético.
  • Los colores que se atribuyen a cada chakra, aunque en realidad no sea parte de la herencia original, sí que emiten unas vibraciones determinadas que podemos aprovechar (por ejemplo, se sabe que los colores cálidos nos alteran y activan mentalmente, mientras que los fríos relajan y transmiten tranquilidad).
  • Los aceites esenciales de las plantas nos pueden ayudar a estimular nuestra mente y nuestra energía, pues tradicionalmente en brujería se les atribuyen determinadas propiedades que pueden armonizar con cada chakra.

Combinando estos elementos podemos darnos un baño relajante en el que intentemos activar nuestra energía kundalini para que nuestros chakras se abran. Aquí me gustaría aclarar dos cosas:

  • No es necesario malgastar agua, recordad que respetar nuestros recursos es la magia más sagrada para estar integrados con la Madre Tierra.
  • Realizar esta práctica no hará que de golpe alcancéis la iluminación, o que vuestra intuición se dispare. Esta práctica sirve para ir aprendiendo poco a poco a abrir nuestros canales energéticos, y como todo en la vida conlleva tiempo y constancia.

Dicho esto, como no acababa de encontrar la combinación de esencias y colores que quería al final acabé comprando glicerina y aceites esenciales y elaborando mis propios jaboncitos para estos trabajos energéticos. Podéis hacer lo mismo y confeccionaros los vuestros (sólo necesitáis la glicerina, el colorante, el aceite esencial un molde y un microondas).

Las mezclas que he creado son estas:

  • Chakra muladhara (raíz): está ligado a nuestros miedos más básicos y nuestro instinto de supervivencia. La esencia de canela activa nuestra energía y nos empodera, ayudándonos a superar miedos y bloqueos, de forma que es ideal para armonizar con este chakra cuando sentimos que nuestros miedos e inquietudes nos controlan. El color es rojo es muy activo y protector en brujería tradicional, por lo que es ideal para encontrar la fuerza necesaria para superar nuestros miedos.
  • Chakra svadhisthana (sacro): está ligado a nuestra capacidad de creación y energía sexual. La esencia de naranja tradicionalmente se ha usado también en trabajos amorosos y de atracción de las buenas energías. Es estimulante de nuestra energía física, de forma que ayuda a desatar nuestra capacidad creativa y nos activa, además de ser un afrodisiaco leve, siendo ideal para armonizar con este chakra cuando estamos bloqueados creativa o sexualmente. El color naranja es también de la gama de colores activos, además de asociarse al fuego, que es un elemento creador por lo que este color reforzará la intencionalidad de nuestro jabón.
  • Chakra manipura (plexo solar): está ligado a la construcción de nuestra identidad y confianza. La esencia de limón se usa tradicionalmente en rituales para purificarse y limpiarse, eliminando así energías negativas y reafirmando nuestra verdadera esencia. Se dice que despeja la mente y nos aporta tranquilidad, de forma que es ideal para armonizar con este chakra cuando nos sentimos infravalorados o con falta de autoestima. El color amarillo aquí aporta la fuerza solar a nuestra identidad, dándole poder y empoderándonos.
  • Chakra ahahata (corazón): está ligado a nuestra capacidad de relacionarnos a nivel emocional con los demás. La esencia de menta es muy utilizada en rituales de sanación, y especialmente como energizante y regenerador emocional. Se usa tradicionalmente para acelerar las sanaciones, y se dice que es capaz de curar mente y espíritu, de forma que es ideal para armonizar con este chakra cuando sintamos que tenemos desequilibrios emocionales a la hora de relacionarnos con los demás. En este caso nos interesa un color ya no tan activo, sino equilibrador, como es el verde, pues nace de la mezcla de un color cálido y uno frío, este color nos llena de calma, ideal para atemperar nuestras emociones y trabajar con ellas.
  • Chakra vishuddha (garganta): está ligado a la capacidad de comunicarnos (tanto expresarnos como escuchar). La esencia de romero tiene vibraciones limpiadoras y purificadoras, y es muy utilizada para sanar. Nos ayuda a centrarnos y saber escuchar y comunicarnos con nuestro entorno, de forma que es ideal para armonizar con este chakra cuando tenemos problemas de garganta, o problemas de comunicación. Otra opción aquí sería utilizar tomillo, pues tradicionalmente es muy utilizado en enfermedades relacionadas con la garganta. El color azul, que ya está dentro de la gama de los fríos, está muy ligado a la paz mental y refuerza en este sentido nuestra capacidad no dejarnos llevar impulsivamente en las comunicaciones con el mundo.
  • Chakra ajna (entrecejo): está ligado a nuestra capacidad para dar un salto de fe y creer en el Mundo Invisible. La esencia de sándalo ha sido utilizada tradicionalmente para limpiar y purificar espacios sagrados, siendo pues una puerta de conexión entre nuestro mundo y aquello que está más allá. Es ideal para armonizar con este chakra cuando queremos empezar a trabajar con el mundo invisible, o cuando necesitamos desterrar la duda de nuestros trabajos mágicos. El color añil o el violeta se pueden utilizar aquí, ya que ambos están relacionados con la espiritualidad, y la iluminación de la mente.
  • Chakra sahasrara (corona): está ligado a nuestra capacidad de percibir e interactuar con las otras realidades. La esencia de lavanda se utiliza en rituales para despertar nuestros sentidos y ayudarnos a recibir los mensajes del otro lado. Ayuda a mantener nuestra mente abierta y receptiva a la magia del mundo, por ello es ideal para armonizar con este chakra cuando queramos tener visiones más claras, y mejorar nuestra intuición. Aquí pueden utilizarse el color violeta o el blanco, pues ambos son los colores de la espiritualidad por excelencia.

Para realizar el trabajo ritual, nos meteríamos en la ducha con un jabón para cada chakra. Lo que suelo hacer es coger la pastilla de jabón y enjabonar la zona del chakra en el sentido de las agujas del reloj. En teoría desplazar la energía en el sentido de las gujas del reloj es para cargar un objeto, y en el sentido contrario para descargarlo o desbloquearlo. Y digo en teoría porque aunque sigo este patrón, lo cierto es que no puedo demostrar a ciencia cierta que funciona. Pero como todo si uno se siente cómodo haciéndolo y no perjudica a nadie ni a uno mismo pues adelante.

Pero si sólo hiciésemos esto no serviría de gran cosa. A parte de enjabonarnos debemos tomarnos unos minutos para meditar y armonizar nuestra intención con el color del jabón, con el agua, y lo más importante: con el aceite esencial de la planta. Podemos establecer esta conexión bien recitando algunas palabras, bien pensando en silencio, escuchando música de fondo… Lo importante es relajarse y concentrarse en despertar la energía de cada chakra, e ir visualizando poco a poco como se expande a través de nosotros y como se van encadenando hasta forman un canal energético fluido.

Espero que estas combinaciones os den ideas y que os animéis a experimentar.

Un saludo!

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *