The Universe don't aloow you to copy this post

Blog

¿Tiene sentido celebrar las festividades paganas siguiendo un calendario?

Seguro que muchos de vosotros conocéis los 8 festivales paganos, que se celebran cada año en una fecha en concreto. ¿Pero tiene sentido celebrar esas festividades siguiendo un calendario?

La New Age recuperó muchas de estas festividades paganas, a través de textos y documentos antiguos cuando los había, y reinventando los ritos en aquellos casos en los que no había fuentes originales que pudieran aportar información. De este modo se elaboró el actual calendario pagano que casi todos conocemos:

  • Samhain: 31 de octubre en el hemisferio norte – 1 de mayo en el hemisferio sur.
  • Yule: Solsticio de Invierno, diciembre en el hemisferio norte –  Junio en el hemisferio sur.
  • Imbolc: 1 de febrero en el hemisferio norte – 1 de agosto en el hemisferio sur.
  • Ostara: Equinoccio de Primavera, marzo en el hemisferio norte – Septiembre en el hemisferio sur.
  • Beltane: 1 de mayo en el hemisferio norte – 31 de octubre en el hemisferio sur.
  • Litha: Solsticio de Verano, junio en el hemisferio norte – Diciembre en el hemisferio sur.
  • Lughnasad: 1 de agosto en el hemisferio norte – 1 de febrero en el hemisferio sur.
  • Mabon: Equinoccio de Otoño, septiembre en el hemisferio norte – marzo en el hemisferio sur.

Dependiendo de la tradición neopagana los nombres pueden variar pues pueden inspirarse en la misma festividad pero con el nombre que recibe en otra región (como Litha que también es conocido como Coamhain). De modo que cómo tenemos un calendario basado en los ritos antiguos automáticamente nos sentimos más ligados a ese pasado ancestral y decidimos seguirlos al pie de la letra y celebrarlos en esas fechas, porque nos han dicho que hay energías más activas y todo fluye con más intensidad… Bien, a mi modo de entender esto no es exactamente así, por dos motivos principales.

En primer lugar, sí que puede haber una carga energética más fuerte en las fechas que coinciden con los solsticios/equinoccios, pues estas festividades están ligadas a movimientos planetarios. Aun así no hay que obsesionarse con celebrarlos el mismo día, pues su influencia puede durar unos tres días antes y otros tres días después. Como siempre lo importante es encontrar el momento adecuado para nosotros, escuchando nuestro propio ritmo (¿estamos estresados? ¿Tenemos otras preocupaciones en la cabeza?)

Este segundo punto es para mí más importante… Nuestros antepasados paganos celebraban estos ritos siguiendo las energías del ciclo agrícola, honraban a la Tierra y al Sol. Eran unos grandes observadores y conocían bien las energías que se desataban siguiendo el ciclo estacional. Así que os planteo la duda: ¿con el cambio climático que tenemos hoy en día, realmente encaja celebrar estas fechas según este calendario? Nuestros antepasados celebraban Samhain en noviembre porque comenzaba el frío del invierno, había mal tiempo, viento frío, lluvias… ¿Hoy en día con la temperatura suave que hace se puede honrar el frío en esta fecha?

Celebrar estas festividades es conocer las energías que desatan y aprovecharlas, y para ello debemos sentir el ritmo de la Madre Tierra o de lo contrario sólo estaremos creando un trabajo vacío, carente de la fuerza y desligado de los elementos. Porque lo importante no es rescatar lo que hacían los antiguos en unas fechas determinadas y repetirlo, lo importante es entender el simbolismo de sus actos, conocer su intencionalidad y a partir de ahí dejarnos llevar y adaptar ese conocimiento a nuestro mundo, que por suerte o por desgracia es bastante diferente del que vivían ellos.

Así que os recomiendo que no os obsesionéis con las fechas, e intentéis adaptar la esencia de estas fiestas a vuestro entorno, de esa forma crearéis algo único.

Un saludo!

Isabel.

No Comments

Your comment...NameE-mail

Leave a reply