Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Seguimos donde lo dejamos la semana pasada con la review del oráculo Supra y sus impresionantes cartas.

Recordad que en la primera parte analizamos las cartas que tenían más que ver con los conceptos que desarrolló Carl Gustav Jung, y en esta parte veremos el resto de la baraja, con cartas algo más sencillas de analizar, ya que los conceptos son más comunes.

Lo de “más sencillos” no se aplica a este grupo de cartas, las únicas que tienen color en todo el mazo, y que tienen que ver con conceptos de geometría sagrada, como por ejemplo la espiral, ilustrada con una caracola que emerge del mar. La caracola simboliza la espiral, una forma que aparece en todo el cosmos y que matemáticamente está descrita en la sucesión de Fibonacci. La geometría sagrada también aparece en el cubo de Metatrón, una figura compleja que según la cábala creó el ángel Metatrón directamente de su propia alma. Triángulo, Círculo, Cuadrado y Rectángulo aparecen con color y tienen una interpretación ambigua; son cartas que aparecen sin descripción, solo los colores nos dan una idea de su significado, por ejemplo el cuadrado podría ser madera, lo inamovible, el círculo podría ser el cielo, la perfección de la esfera celeste, el tetraedro el fuego, ya que el la teoría de los sólidos platónicos esta figura se asocia a dicho elemento. Y por último en este bloque tenemos un rectángulo negro que es bastante perturbador, yo personalmente no sé a qué puede referirse, ¿es el misterio del universo? A mi me recuerda al monolito de 2001 Una Odisea en el Espacio, pero aquí cada uno puede interpretarlo libremente.

El resto de cartas de la baraja son mucho más sencillas de interpretar ya que están encabezadas por una palabra que las describe y que nos despeja muchísimas dudas sobre su naturaleza.

La correspondencia entre la ilustración y lo que simbolizan está lograda en todas las cartas, pero hay algunas que alcanzan la categoría de divinas, como por ejemplo el Silencio, ilustrado con la esfinge, un ser que planteaba un acertijo con una solución difícil de encontrar. Si se fallaba la solución, la esfinge ejecutaba al insolente. Esta carta simboliza muy bien la tensión ante un problema del que no sabemos la solución, errar en el hallazgo de dicha solución puede llevarnos por el mal camino, pero si acertamos habremos vencido al monstruo.

Hay cartas con una tremenda fuerza como las que hacen referencia al mundo espiritual como Deus Ex Machina o Gnosis, una de mis preferidas, ya que ilustra muy bien cómo el conocimiento puede traspasar los planos de existencia desde la realidad espiritual a la realidad física.

De nuevo una carta enigmática The Hiden, lo escondido, dibujada como una especie de cubo oculto entre cortinas. ¿Hace referencia esta carta a las piedras sagradas que hay en todas las religiones?

Otro de los grupos de cartas más destacados son los que muestran escenas naturales para ilustrar conceptos. Sabiduría “Sageness” como un árbol viejo, “Impasse” como una maraña de zarzas que nos deja claro que toda época de tránsito conlleva un duelo, o mi favorita “Potential” ilustrada con un magnífico caballo en todo su esplendor.

Desde la primera carta a la última del oráculo Supra han sido trabajadas tanto a nivel artístico como a nivel simbólico para crear un mazo muy profundo. No es una baraja fácil, también os lo digo, pero si nos tomamos la molestia de conectar con cada carta, conocer su simbología, indagar y estudiar, habremos conseguido una herramienta muy potente para trabajar la intuición.

Silvia.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *