Hace poco colgamos en nuestro muro de Facebook una frase extraída del poema Hámavál (“Dichos de Hár”), y preguntamos a nuestros seguidores si estaban de acuerdo o no con lo que afirmaba en la frase, que por cierto es esta:

Sabiduría

Lo cierto es que hubo bastante gente a quien le gustó la frase, aunque también hubo comentarios de personas que no estaban de acuerdo pues consideraban que a mayor desarrollo más felicidad. En mi opinión ambos sectores estaban en lo cierto, pues si algo he aprendido es que muchas veces las cosas en la vida tienen tendencia a equilibrarse, y me gustaría compartir con vosotros mi pequeña reflexión.

Para empezar la frase de Odín habla de sabiduría, no de crecimiento espiritual, aquí podríamos entrar a debatir qué es realmente la sabiduría para cada uno de nosotros… Pero para no perdernos divagando supongamos que esta sabiduría de la que habla Odín es sinónimo de desarrollo espiritual o crecimiento personal. Por un lado es cierto que la sensación de avance, de ir por el camino correcto, de descubrir cada día cosas nuevas es muy gratificante, y nos empuja a seguir hacia delante deseando descubrir más y aprender más. El inicio del despertar espiritual es muy hermoso, pero también es cierto que en muchas ocasiones este despertar, esta toma de consciencia de nuestro lugar en el Universo va despertando gradualmente una mayor sensibilidad emocional: somos más conscientes del precario equilibrio de nuestro planeta y encontramos más dolor al ver cómo se destruye la naturaleza, en cómo el hombre es un depredador para el hombre… Nos volvemos más sensibles ante las desgracias, y en ocasiones todo ese dolor puede ser abrumador.

¿Significa entonces que el desarrollo espiritual está lleno de dolor? En absoluto, pero es cómo si el Universo intentara compensar todo ese crecimiento y buenas emociones haciendo que seamos más conscientes de todo lo negativo, y para mí así se mantiene el equilibrio dentro de nosotros: luz y oscuridad, felicidad y lágrimas. Pero eso es precisamente el crecimiento ¿verdad? Si la evolución espiritual fuese sólo sentir más y más amor, o más y más dolor estaríamos desarrollándonos a medias ¿no os parece? Me siento más completa si tengo más conocimiento tanto de lo bueno como de lo malo, porque ambas cosas forman parte del Mundo, y ambas cosas forman parte de mí. De todos nosotros.

No sé si esta era la intención con que se escribió la frase de Odín, de todas formas lo que no comparto es ese freno al desarrollo que parece tener la frase, ¿cierto? Cuando dice: “No desees sabiduría…” No creo que el miedo al dolor o al sufrimiento deba ser algo que nos limite, al menos en lo que a nuestro crecimiento personal se refiere, creo que debemos ser conscientes de que el camino no es fácil, y que a veces nos vamos a sentir desalentados, pero siempre es más gratificante seguir hacia delante, porque nunca sabemos a dónde nos puede llevar el siguiente paso, mientras que sabemos muy bien lo que podemos esperar si nos quedamos en el mismo sitio.

Isabel.

2 pensiamientos en “¿Nos hace más infelices la sabiduría? Reflexión sobre las palabras de Odín en el Hámavál

  • Vince

    En mi humilde opinión creo que la clave de la frase es el empleo del uso del adjetivo demasiado. El autor no dice «no desees la sabiduría», sino «no desees demasiada sabiduría». Interpreto esto como que recomienda limitarse a la sabiduría que todos podemos aprender de una forma natural, con los sentidos abiertos y que queda relacionada a nuestro modo de vida. Si hay personas más sabias que otras es porque han ido cambiando sus vidas, haciéndolas crecer en múltiples campos.
    En cambio, la búsqueda de una demasiada sabiduría puede significar dejar de aprender la sabiduría del entorno, la desnaturalización y la descontextualización del estudiante. ¿Quién en su sano juicio puede querer aprender sobre la reproducción de los gamusinos de Chiquitistán si no se es un estudiante de los gamusinos de Chiquitistán? ¿A qué llevaría esto a parte del rechazo de la comunidad -este tío está loco-, o al palabro tan en boga últimamente que es el cuñadismo?
    La vida es demasiado breve como para querer poseer más sabiduría de la que nos corresponde. Y la sabiduría demasiado frágil como para querer llenarla con conocimientos virtualmente inútiles.

    Responder
    • Kennari

      Hola Vince, muy buena perspectiva! Muy interesante el matiz de que el problema radica en el «demasiada». Generalmente pensamos que la sabiduría es algo siempre positivo, pero es cierto que un abuso de ella puede acabar llevándonos a un camino totalmente errado… Al final parece que todas las reflexiones me llevan a acabar pensando en que siempre nos remarcan la importancia de equilibrar las cosas, de integrar todas las partes que componen nuestra vida en armonía… Gracias por comentar y un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content