¿Cómo puedo saber cuál es mi animal espiritual o totem?

Son varias las personas que nos han contactado preguntando cómo se puede saber que animal espiritual  o totem (aunque este término está mal usado, ya que hace referencia exclusivamente a los animales sagrados de una tribu, y no al animal espiritual de cada uno). Básicamente los métodos para saberlo son dos:

  • Acudir a un chamán o practicante de chamanismo y pedirle que realice un viaje para averiguar cuál es nuestro animal. Esta técnica también se llama en ocasiones “recuperación del animal espiritual o de poder”. Esta es la opción que desde Kennari no recomendamos ¿Por qué? Muy sencillo, porque saber cuál es vuestro animal espiritual, más allá de satisfacer vuestra simple curiosidad no os va a aportar nada. No va a ayudaros a desarrollaros ni personal ni mental ni espiritualmente. Es un ejercicio vacío, pues siempre dependeremos de otra persona para tener la información y no podremos aplicarla en nuestra vida más allá de contarla como anécdota.
  • Aprender a realizar el viaje chamánico y buscar uno mismo al animal espiritual. Esta es la opción que sin duda recomendamos ¿Por qué? Pues porque en primer lugar nos da independencia para poder continuar trabajando con nuestro animal, si aprendemos como contactar con él no necesitaremos depender de ningún intermediario. Y en segundo lugar, aprender el viaje chamánico nos permite trabajar con el animal y poder aprender de su sabiduría, nos ayuda pues a iniciar un desarrollo personal que puede ser muy beneficioso para nosotros.

Pero aquí debo haceros un par de advertencias. La primera es que como hemos comentado otras veces, es preferible que no os iniciéis en el mundo de los viajes chamánicos sin ayuda de una persona experimentada. La segunda es que no perdáis vuestro tiempo sino estáis dispuestos a sacrificaros. Conocer a nuestro animal espiritual no es un pasatiempo. Para poder trabajar con él de forma fluida es necesario dedicar horas a la meditación activa, tener disciplina, y estar dispuestos a escuchar, aprender y tumbar nuestras barreras mentales. Si no estamos dispuestos a aceptar todo esto, no tiene sentido iniciar este camino, pues lo más probable es que sólo nos genere más frustración.

Antes de acabar, merece la pena mencionar que en ocasiones se dice que nuestro animal espiritual es aquel que nos visita en sueños. No voy a decir que no sea cierto, pero en muchas ocasiones los animales con los que soñamos nos traen mensajes relacionados con algún momento de nuestra vida importante, pero en la mayoría de los casos no tienen por qué ser nuestro animal espiritual.

Ya veis que cómo siempre somos más partidarias de que consigáis herramientas que de convertiros en dependientes de otras personas. Al final cada uno de nosotros tiene que ser fuerte y tomar las riendas de su vida y elegir cómo se quiere Caminar el Camino. Desde la experiencia personal sólo os puedo decir que el camino espiritual es largo, y requiere de mucha dedicación y esfuerzo, pero que sin duda merece la pena, y descubrir cuál es nuestro animal espiritual y convertirlo en compañero de nuestros viajes, es sin duda una de las experiencias más hermosas que he tenido la suerte de vivir, y seguir viviendo. Sin duda me siento privilegiada.

Un saludo,

Isabel.

0 comments on “¿Cómo puedo saber cuál es mi animal espiritual o totem?Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *