¿Por qué nos da miedo de un modo tan profundo lo sobrenatural? Lo desconocido nos pone en alerta, ya sea enfrentarnos a un nuevo trabajo, a una reunión importante, a un examen de acceso a la universidad, a un parto, etc. Pero esas pruebas entran dentro de lo “conocido”, de nuestra realidad, no rompen nuestros esquemas mentales, ya que sabemos que lo que hay detrás de esos retos es algo a lo que podemos enfrentarnos con más o menos gracia, sin embargo cuando el misterio entra en nuestra vida (si tenemos la suerte o la desgracia de que lo haga) nos pone ante nuestros ojos una realidad totalmente desconocida que desintegra nuestros esquemas mentales y nuestra concepción de la realidad. Y eso da mucho miedo.

Un ejemplo. El pasillo de nuestra casa a las 3 de la madrugada puede convertirse en una auténtica prueba de valentía si horas antes hemos visto una película de terror o hemos escuchado un podcast de misterio en el que hablaban de visitantes de dormitorio o aparecidos. ¿De dónde sale ese miedo tan irracional? Desde el punto de vista lógico este miedo puede venir de nuestra memoria genética a que nos devorara un depredador inesperado que se había adentrado en la cueva, pero no explica la cantidad de situaciones en que “pensamos” que puede aparecer el misterio y que nos aterrorizan. Conducir por carreteras solitarias en mitad de la noche, un payaso de juguete en la habitación, el reflejo que nos devuelve el espejo antes de encender la luz, la caída de un objeto sin causa aparente… Todos estos miedos suelen desencadenarse de noche o cuando estamos solos, así que la opción del miedo ancestral a los peligros de la noche no es descabellada, pero no es la única.

Visitante de dormitorio

Reflexionando sobre este miedo a lo sobrenatural pienso que podría ser la reacción de nuestro Ego negando nuestro “Yo” trascendente. Es decir, existe una realidad espiritual más allá de los sentidos, incognoscible mediante la mente racional y que rompe con los esquemas de ésta. Nos identificamos con esta mente, con ese Ego, con lo que podemos categorizar y cuando se nos presenta una situación en la que creemos que podría manifestarse el misterio nos entra el pánico, como una medida de protección de ese Ego ante lo que puede ser una entrada de esa realidad trascendente en la realidad física. Ese hecho inexplicable hará que se tambaleen los cimientos de nuestra percepción, nos pondrá ante nuestros ojos una situación totalmente incontrolable, desconocida y de la que no tenemos ningún dato, ya que esa realidad misteriosa en nuestra cultura occidental se niega categóricamente.

Otra opción mucho más extravagante que la anterior para explicar ese miedo a lo sobrenatural también os la planteo. Imaginad que esos terrores son semillas que “ponen” entidades negativas para que nos dé miedo mirar detrás del velo de la realidad y “recordar” esa otra realidad trascendente y la propia trascendencia de nuestro verdadero “Yo”. Esas entidades aprovecharían nuestra “racionalidad” para meternos el miedo en el cuerpo y que no nos aventuremos a descubrir el vasto universo espiritual del que formamos parte al que da la espalda la gran mayoría de la humanidad.

La primera opción seríamos nosotros mismos los que nos pondríamos la zancadilla y en el segundo caso nos pondrían la zancadilla entidades interesadas en nuestro estancamiendo espiritual. Sea la opción que sea os planteo la pregunta ¿por qué tener miedo a algo intangible? Si es la memoria genética que nos juega malas pasadas somos lo suficientemente racionales para saber que no va a saltarnos un tigre dientes de sable a la que entremos en el baño, pero ¿y si se nos aparece un fantasma? ¿Por qué tenerle miedo? Lo más probable es que sea un alma perdida buscando su camino, además no nos va a hacer ningún daño, el daño nos lo haremos nosotros con el pánico que nos va a dar la situación. Además vivir una situación real de misterio nos va a dar la oportunidad de dar un enorme salto de cambio de conciencia, algo que a la mayoría le cuesta muchísimo ya que han de andar ese camino pasito a pasito con situaciones “normales”.

Podéis dejarnos en los comentarios si habéis vivido una experiencia misteriosa y cuál ha sido vuestra reacción ¿Miedo, curiosidad, negación?

Silvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content