Blog

Plantas mágicas: la ruda

Ya tenemos aquí la primavera, época ideal para pasear por el campo y contemplar la naturaleza floreciendo y mostrándose en su máximo esplendor, por eso hoy vamos a hablaros de una planta que florece en primavera: la ruda (ruta graveolens).

La ruda es una de las plantas más aromáticas que nos podemos encontrar por estas latitudes, ya que es muy común en la zona mediterránea dada su resistencia al clima seco. Para identificarla debemos fijarnos en las hojas, alargadas y acabadas en dos o tres terminaciones, también en sus flores, de un amarillo brillante y con un bulbo central, pero sobre todo tendremos que acercar la nariz para captar un olor intenso, terroso, seco, ahumado… La verdad que es complicado describir el olor de la ruda, o te gusta o lo odias, ya que no es una aromática como el romero, el tomillo o la lavanda, de olores suaves, florales y balsámicos; la ruda es intensa, tan intensa que su olor sirve para alejar las plagas de los huertos y, a nivel esotérico, alejar las malas vibraciones.

Su nombre se dice que puede provenir de la palabra griega “rhèo”, que significa “conservar” o “ayudar”, posiblemente por la larga lista de propiedades medicinales y esotéricas de esta planta. De hecho Hipócrates recomendaba la ruda para combatir plagas (posiblemente por su fuerte olor) y atenuar dolores.

***Antes de entrar a enumerar las propiedades medicinales de la ruda hemos de advertir que es una planta tóxica si no se conocen las dosis, tanto a nivel interno como a nivel externo, ya que puede provocar irritación y alergia si se usa la planta y posteriormente se expone la piel al sol. Totalmente contraindicada durante el embarazo, ya que puede provocar abortos. No recomendamos su ingesta a no ser que sea bajo la supervisión de un profesional acreditado***.

La toxicidad de la planta siempre depende de la dosis y si se conocen la ruda ofrece una larga lista de beneficios que, como he dicho, eran conocidos desde la antigüedad por griegos y romanos. Entre ellas se encuentra la regulación de la menstruación, la atenuación de los dolores provocados por la regla; también era abortiva y era usada como tónico estomacal, ya que favorece la secreción de bilis. A nivel externo a la ruda se le han atribuido propiedades antirreumáticas, favorece la circulación sanguínea y tiene cierto efecto sedante, por lo que se usaba para calmar golpes.

Y ahora hablemos de las propiedades mágicas de la ruda, una planta ya usada por los romanos para ahuyentar el mal, sobre todo cuando tenían que entrar en lugares poco amables. De hecho era muy usada por los jueces cuando tenían que visitar a un preso, ya que ejercía de escudo contra el mal de ojo. También era y es usada para ahuyentar las envidias y se decía que era una poderosa protectora contra las influencias de las brujas.

También está muy extendida la creencia de que tener una planta de ruda en casa protegerá a sus habitantes y que en caso de que la planta se seque significará que ha cumplido su propósito ahuyentando la negatividad. Otra curiosa propiedad atribuida a esta planta es que calma los nervios si colocamos una ramita en el ombligo de la persona histérica.

Ruda seca

Personalmente me gusta mucho trabajar con esta planta, y más desde que descubrí que donde vivo crecen en estado salvaje. Cuando se seca su fuerte olor se atenúa y deja un aroma mucho más amable, además su fragancia dura muchísimo por lo que es perfecta para hacer saquitos de hierbas o inciensos.

Silvia

No Comments

Your comment...NameE-mail

Leave a reply