Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La entrada de hoy se la quiero dedicar a una de las plantas más importantes de la cultura oriental: la flor de loto.

El loto (Nelumbo Nucífera) recibe el nombre de loto sagrado o loto indio, y a veces el de rosa del Nilo. Se la considera una planta muy ligada al mundo espiritual por varios motivos: por una parte, los filosofía oriental nos recuerda que “hasta el loto más hermoso tiene sus raíces arraigadas en el barro”, como metáfora de que para florecer y expandirse primero debemos sentar bien nuestras bases, a veces en lo que aparentemente no es más que fango, y es que el desarrollo espiritual debe nutrirse tanto de la luz como de la oscuridad para alcanzar plena consciencia.

En la tradición hinduista la flor de loto es otra forma de hablar de los chakras, pues otro de los nombres que reciben es “padma” (loto). Este hecho es indicativo de la relevancia de esta hermosa flor, que simboliza la pureza espiritual, pues florece en medio de las ciénagas y estanques, al igual que la espiritualidad puede florecer en nosotros si la cultivamos.

También es un símbolo de la vida eterna, pues dependiendo de la variedad de la planta, sus semillas pueden germinar incluso después varios años o siglos de haber sido recolectadas. En el simbolismo budista, el significado más importante de la flor de loto es la pureza del cuerpo y del alma. Y no debemos olvidar que en las religiones de Asia, la mayor parte de las divinidades están sentadas sobre una flor de loto en el acto de la meditación.

La flor de loto cerrada (al caer la noche esta planta cierra sus pétalos) es un símbolo de las posibilidades infinitas que podemos alcanzar, mientras que la flor de loto abierta (cuando aparecen los primeros rayos del sol) representa la creación del universo. También merece la pena comentar que hay otro concepto en oriente por el que se aprecia mucho las flores: y es que son símbolos de lo efímero de la vida ya que a penas duran unos días sin marchitarse, y nos recuerdan por un lado que la belleza es efímera, y por otro, nos incitan a vivir en el presente, pues hay que aprovechar al máximo nuestra vida.

También el color de sus flores se ha asociado a diferentes aspectos de la psique humana, siendo el azul símbolo de la sabiduría y el conocimiento. El loto rosa era reservado para la representación de divinidades, mientras que el rojo es símbolo de la compasión del hombre. Como no, la flor blanca era símbolo de pureza

Los usos mágicos que podemos dar a esta planta están relacionados con la espiritualidad y la sabiduría interior. Antiguamente se decía que llevar con nosotros una parte de la planta (pétalos, raíz o fruto) ayudaba a conectar con la divinidad. Es también una planta ideal para colocar en algún especial de la casa, donde solamos meditar o relajarnos.

Espero que os haya gustado la entrada,

Namasté!
Isabel.

2 pensiamientos en “Plantas mágicas: el loto

  • Joakín MLS

    La relación con el mundo vegetal… en el Budismo uno de sus famosos mantras ” Om Mane Padme Um” refiere a esta flor,entre los montones de interpretaciones y traducciones sobre esta oración,me quedo con la que sugiere Peter Matiessen en su Leopardo de las nieves; La joya en el corazón del Loto
    (recomiendo mucho este libro ) Muy interesante el blog,gracias.

    Responder
    • Kennari

      Muchas gracias a ti Joakin por el comentario, buscaré el libro que comentas y le echaré un ojo. Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *