Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En Internet hay miles de post que hablan sobre las propiedades mágicas de tal o cual mineral. Cuando leo esos post me vuelvo escéptica de golpe, ya que enumeran tal cantidad de propiedades que da igual que busquemos las propiedades de la amatista o del ágata, coincidirán prácticamente todas. Pero ese escepticismo se me pasa cuando trabajo con los minerales y trato de conectar con ellos para entender cómo me pueden ayudar en mi trabajo espiritual, mágico, chamánico o diario.

Soy una persona cuyos sueños suelen darme información sobre mi día a día, sobre acontecimientos mundiales, en los sueños a veces mis guías me dan pistas sobre algo en lo que debería trabajar a nivel mágico. Como podéis ver doy importancia a los sueños, son una parte de mi vida que no quiero olvidar, son fuentes de información del Otro Lado y por ello cuando por circunstancias físicas no consigo recordar completamente un sueño, me frustro, ya que para mi esa noche ha sido en balde. Para que esto último no me ocurra practico algo sencillo y que está al alcance de todos, dormir con algún mineral cerca, ¿pero con cuáles?

Yo os voy a contar mi experiencia, puede que a otras personas les haya funcionado dormir con otros minerales o que alguien dentro de unas semanas me diga que lo que expongo no le ha servido para nada. Ya lo hemos repetido miles de veces, esto no es una ciencia exacta, cada mineral está vivo y debemos conectar con él, transmitirle nuestra intención y estar abiertos a recibir su ayuda.

Aclarado esto, aquí van las dos piedras que más me han ayudado a tener sueños lúcidos:

Piedra Luna

La piedra luna recibe este nombre tan sugerente por su parecido al resplandor lunar. De los tres anillos es el que más destaca, el más “mágico” por así decirlo, y sin duda el que mejor resultados me ha dado a la hora de conectar con el mundo onírico.

Pero para que la piedra luna nos ayude a recordar sueños no solo hay que ponerse el anillo o el colgante que tenga este mineral y listo, no funciona así.

Ya os hemos dicho que para que un objeto funcione hay que cargarlo energéticamente, y ¿con qué podemos cargar la piedra luna? Efectivamente, con la luna. Para esta carga se usa lo que se llama “magia simpática” que se basa en la premisa de que “lo similar atrae a lo similar“, por lo tanto el color del mineral sería el nexo de unión con la influencia de la luna. ¿Y qué simboliza la luna? Lo femenino, el elemento agua, la intuición y los sueños. Por lo tanto cargando una piedra luna con la energía de la luna crearemos un amuleto perfecto para trabajar con nuestros sueños. La forma de proceder es sencilla, simplemente colocaremos el mineral de piedra luna en un lugar en el que pueda recibir la luz de la luna llena directa durante una noche entera. Mientras lo hacemos nos concentraremos en la intención y recitaremos mentalmente unas palabras que carguen el objeto, pueden ser, por ejemplo:

“Que la luna me ayude a conectar con mis sueños”.

A la mañana siguiente recogeremos el mineral y lo guardaremos hasta la primera noche que queramos recibir su influencia. Para usarlo simplemente dormiremos con el mineral y antes de dormir recitaremos las mismas palabras con las que cargamos la piedra.

Lo ideal es cargar la piedra luna en cada luna llena y llevarla solo para el uso al que la hemos destinado.

Cuarzo

El comodín mineral por excelencia, la piedra más usada por las culturas chamánicas y la más fácil de encontrar. Este mineral se creía que venía directamente del mundo espiritual, por lo tanto traía las propiedades del mundo espiritual a nuestro plano físico. Para nuestra mente racional es dificilísimo comprender que un mineral formado por sustancias inertes pueda ser el nexo de unión con un plano de existencia no visible. Pero así es, no hay pruebas de ello, la única prueba que os servirá será la de vuestra propia experiencia, así que os animo a que probéis a trabajar con un cuarzo y valoréis vosotros mismos.

Para que un cuarzo os sirva de puente de unión con el mundo onírico debéis hacer un ritual parecido al anterior pero no hará falta que carguéis el mineral con la luna, simplemente encended una vela, concentraos y tratad de conectar con ese otro mundo no visible del que es emisario el cuarzo. Visualizad la intención, una intención que será que el cuarzo os ayude a recordar los sueños, esa parte de nosotros que tenemos olvidada y que nos conecta cada noche, lo recordemos o no, con el mundo espiritual.

Una vez hayáis visualizado la intención, guardad el cuarzo hasta la noche y solo usad este cuarzo para esa intención concreta.

Espero que este post os ayude a reconectar con vuestros sueños.

Silvia.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

3 pensiamientos en “Piedras para potenciar los sueños

  • Mir

    Hola! Para cargar estas piedras lo puede hacer otra persona,o solola que vaya a usarlas? Se pueden compartir las piedras o hay que hacer algo cada vez que cambien de “dueño”? Gracias

    Responder
    • Kennari

      En Internet hay mucha literatura sobre cómo cargar las piedras o si debemos o no debemos dejárselas a otros y te diré que todas las fórmulas son correctas menos las que requieren limpiar las piedras con agua y sal, ya que la sal puede perjudicar la química interna de determinados minerales. Dicho esto te diré que es mejor que cargues tú las piedras con la intención que quieras darle, ya que nadie mejor que tú va a saber para qué propósito las quieres. Y sobre compartir las piedras, te diré que las puedes compartir, siempre que la persona que las use pida “permiso” a la piedra para que le ayude. Las piedras no nos pertenecen, ellas tienen una especie de esencia única que ayuda a la persona que las necesita, por eso puedes compartirlas sin problema, solo que sería bueno que cargaras las piedras cada cierto tiempo, bien al sol, con la luz de la luna, dejándolas unos días en tierra o lavándolas con agua pura de manantial, ya que un uso excesivo puede “cansar” a la piedra. Espero que te haya servido de ayuda!

      Responder
      • Mir

        Gracias! Pues lo primero que hice fue agua y sal jaja. Lo tendré en cuenta. :)

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *