Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El Ayurveda, por definirlo de alguna forma simple, es la medicina tradicional india. Engloba muchísimos conceptos, como hacer ejercicio físico, llevar una dieta sana, terapias de masajes, etc. Dentro de toda esta cosmogonía ayurvédica el día se divide en diferentes periodos según el tipo de energía (por llamarlo de alguna forma) que rige en esas horas.

No quiero entrar aquí a definir conceptos de ayurveda (que de eso ya se ha escrito mucho, y seguramente de más calidad de lo que os pueda contar), pero sí que os contaré tres conceptos básicos:

  • Vata: es aire y éter, y representa el movimiento, el frío, lo seco.
  • Pitta: es fuego y en menor medida agua, representa el calor, la transformación, el fuego.
  • Kapha: es agua y tierra, representa la lentitud, la pesadez, el frío, la estabilidad.

Siguiendo estos conceptos, el día se divide en seis periodos diferentes:

De 6:00 a 10:00 – Periodo Kapha. Según ayurveda, a todos nos debería resultar difícil levantarnos en este horario, porque estamos en un momento energético de lentitud, pesadez, calma… Por eso es recomendable empezar el día con fragancias de aceites esenciales que nos activen, como cítricos, y con un poco de ejercicio que nos estimule y contrarreste estas energías que nos adormecen. También es recomendable no comer en exceso, sino más bien algo ligero, y dedicarnos a las tareas más mecánicas, productivas.

10:00 a 14:00 – Periodo Pitta. Las energías de este periodo son fuertes y activas, por lo que se nos recomienda abarcar las tareas que nos resulten más complejas, desafiantes, o bien aquellas que requieran estrategia. Es también el momento perfecto para la comida, pues el fuego digestivo es fuerte y haremos una buena digestión. Eso sí, el ayurveda recomienda siempre no comer hasta llenarnos, sino que conviene dejar siempre un huequito en el estómago para evitar comidas pesadas difíciles de digerir.

14:00 a 18:00 – Periodo Vata. En esta fase como predomina el elemento aire se recomienda dedicarnos a tareas creativas, pues el mundo de las ideas y de la mente está muy ligado a este elemento. Al representar el movimiento, también es un periodo ideal para practicar ejercicio o deportes.

De 18:00 a 22:00 – De nuevo tenemos un periodo Kapha. Después del ajetreo de Vata, este periodo nos invita a reposar y relajarnos. También se recomienda cenar algo ligero, y aprovechar el final para irnos a la cama en un momento donde predominan energías de calma, antes de entrar de nuevo en un momento Pitta.

De 22:00 a 02:00 – De nuevo tenemos un periodo Pitta. ¿No os pasa como a mí, que estáis medio aletargados pero es dar las diez de la noche y os activáis? Si también os pasa a vosotros, se debe a las energías más activas que hay en este periodo del día. Por eso recomiendan acostarse durante la fase anterior, para que así estemos durmiendo y procesando los alimentos, emociones y pensamientos durante el sueño, ya que no hay que olvidar que Pitta es transformación, y mientras dormimos nuestro cuerpo lleva a cabo muchas tareas “transformadoras”, entre ellas por ejemplo, la regeneración de tejidos.

De 02:00 a 06:00 – De nuevo tenemos un periodo Vata, que nos invita al movimiento, por lo que es la hora perfecta para levantarse y realizar algo de ejercicio matutino para comenzar el día con energía. Se dice que las 5 de la mañana es la hora perfecta para meditar, por lo que también sería recomendable realizar nuestra meditación en esta hora.

¿Qué os parece esta división del día? No negaré que es bastante complejo cambiar de golpe los hábitos, y que con el ritmo de vida y las responsabilidades que tenemos es muy difícil girar los horarios. Por mi parte no os penséis que me voy a dormir a las ocho y me levanto a las cinco, lo cierto es que llevo un horario bastante normal, pero conocer estas fases sí que me ha servido para entender algunas cosas, como el sueño y cansancio que experimento siempre por las tardes y que se disipa en cuanto pasan de las diez.

Con lo que sí me he animado es a cambiar un poco el horario de las comidas, y lo cierto es que sí que he notado mejora en mis digestiones, sobre todo adelantando las cenas.

Y vosotros… ¿Os animáis a cambiar algún patrón de vuestra vida con lo que os cuento aquí? Espero que al menos el post sirva para haceros pensar y revisar vuestros patrones 😉

Un abrazo!

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *