Hace tiempo que os quería ampliar más profundamente las características de la malaquita, uno de los cristales más interesantes y profundos.

A nivel químico la malaquita es un carbonato de cobre, este elemento es el que le da su color verde característico y el elemento que la hace ligeramente tóxica, por ello jamás hay que usarla para preparar elixires, la malaquita solo debe usarse como elemento decorativo cuando está pulida. A nivel físico la malaquita es un mineral de baja dureza lo que unido a su gran belleza la ha convertido desde hace milenios en una piedra ideal para la escultura y la elaboración de objetos de lujo, especialmente significativa es la Sala de Malaquita del Palacio de Invierno de San Petesburgo, o las columnas de la catedral de San Isaac en la misma ciudad rusa. También en Versalles encontramos una sala decorada con este mineral.

Salón de la Malaquita, Versalles Wikipedia

Pero si nos remontamos más en el tiempo encontramos objetos de malaquita en la cultura Maya (como la máscara de la Reina Roja de Palenque), la antigua Grecia y Roma y, también, el antiguo Egipto.

Después de esta introducción vamos al grano ¿y qué propiedades sutiles tiene la malaquita? Como ya os he comentado en anteriores post sobre los minerales, en libros e Internet hay listas y listas de propiedades, de equivalencias con los chakras, con el horóscopo, etc. No voy a entrar a ello, solo os voy a hablar de las propiedades que yo he experimentado, evidentemente es un punto de vista subjetivo, así que os invito a que experimentéis vosotros mismos.

La primera toma de contacto con la malquita fue de manera totalmente casual durante un sueño. El mineral se me presentó en todo su esplendor en un sueño lúcido y me metió directamente en una cueva oscura. Llevaba días con sueños movidos, no descansaba bien y me levantaba muy agotada, tras este sueño el cansancio desapareció. Lo curioso es que no había “trabajado” con la malaquita, es decir, no había hecho una meditación, no había querido usarla para nada, ni siquiera la había llevado puesta, simplemente me crucé con una malaquita enorme en una tienda de minerales y me pareció muy curiosa, por la noche soñé con ella y se me fue el agotamiento nocturno que arrastraba durante semanas. A partir de este momento me interesé por este mineral y por la enorme fuerza psíquica que desprende, solo con cruzarme con ella se metió en mis sueños y me “curó” algo que me molestaba.

Tras este sueño fui al libro de Katrina Raphaell e investigué a ver qué decía sobre la malaquita y el texto que encontré me dejó alucinada:

“Me conoces a través de tus modestos sueños (…). Soy las entrañas de la creación (…) . No trates de comprenderme; mi esencia es insondable”.

Estos son fragmentos de un texto mucho más largo que hablan de la densidad, oscuridad y poder de este mineral como representación de las fuerzas de la naturaleza y del subconsciente, es decir, muy modestamente podría decirse que la malaquita extirpa de nosotros aquello que nos está haciendo daño, da igual la naturaleza de este daño: puede ser física, emocional o energética, la malaquita actúa en todas las capas de nuestro ser y me parece lógico que lo haga ya que ella misma está compuesta por capas que nos indican su poder para penetrar en todos los niveles, desde el más sutil al más denso.

¿Cómo trabajar con la malaquita? Precisamente por su poder subconsciente os diría que la “mejor” manera de trabajar con este mineral es haciendo una meditación con los ojos abiertos concentrándonos en sus dibujos, imaginando que con cada círculo vamos entrando un poco más en la profundidad de este mineral y en la profundidad de la Tierra y de nosotros mismos. Por ello os recomendaría adquirir una malaquita un poco grande (más o menos como una pelota de golf) y que no esté tallada en exceso, solo pulida ligeramente para enfatizar sus dibujos.

Con esta meditación queremos activar el poder de este mineral en nosotros para que actúe en la capa que tenemos afectada y poco a poco nos vaya sanando. Dependiendo de la profundidad de lo que necesitamos sanar la malaquita tendrá un efecto más inmediato o tardará más en hacer efecto.

Aquí os hago una pequeña advertencia, al trabajar a nivel subconsciente se pueden sacar a la luz cosas que nos muevan a niveles muy profundos, por ello recomiendo usar esta piedra con sensatez y la mente abierta.

Silvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content