Hay símbolos pervertidos cuyo significado nos produce rechazo por el mal uso que se ha hecho de ellos. Dos de ellos son la esvástica y el pentáculo.Los símbolos tratan de acercar lo inefable a la limitada mente humana. Son conceptos de lo divino, del reino espiritual, una manera de conectar con esa realidad velada a través de una imagen sencilla pero que atesora en su interior un conocimiento oculto y que, si sabemos trabajar con esa imagen, podremos decodificar ese conocimiento e integrarlo en nuestra mente limitada.

Hay infinidad de símbolos, algunos tienen connotaciones positivas y otros negativas, sin embargo hay un tercer grupo al que podríamos llamar “símbolos pervertidos”. Serían símbolos que han sido usados en principio para fines neutros o positivos, pero que en un momento determinado cambió su uso y empezaron a usarse con intenciones oscuras. Aquí hay que aclarar que un símbolo no es ni bueno ni malo, es un portal a un conocimiento oculto, un acumulador de nuestra energía psíquica, de nuestra intenciones, pero si esas intenciones son negativas, ese símbolo acabará pervirtiéndose, tal y como ha ocurrido con estos símbolos:

Esvástica

Posiblemente es el símbolo que más repulsión nos causa por toda la oscuridad asociada a él, sin embargo en un origen este símbolo nada tenía que ver con la Alemania nazi, es más, el origen de este símbolo es incierto, ya que hay evidencias de cruces de cuatro brazos por todo el mundo, desde India hasta Japón, pasando por España.

La esvástica más conocida es un símbolo hindú y el nombre sánscrito “svastika” tiene asociados significados de buena fortuna por lo que este símbolo se usa para propiciar la buena suerte.

La cruz de cuatro brazos, esvástica, es un símbolo asociado al sol, a la vida y a la muerte, según su orientación, a la buena fortuna, y hay evidencias de su uso desde el año 5.000 a.C. Es un símbolo antiguo y nada “oscuro”, sin embargo después de que el régimen nazi se apropiara de la esvástica, su sola visión nos causa rechazo, ya que se pervirtió su esencia original, y ahora se asocia este símbolo a la muerte y a la destrucción.

Un ejemplo del daño que hizo el uso de este símbolo por parte del régimen nazi lo encontramos en Norte América, allí, varios grupos de nativos americanos, entre ellos los Hopi, Apache y Navajo, tenían la cruz de cuatro brazos como símbolo de su cultura y tras la Segunda Guerra Mundial firmaron un decreto en el que explicaban por qué dejaban de usar este símbolo milenario:

Ya que el mencionado ornamento, que ha sido durante siglos símbolo de amistad entre nuestros antecesores, ha sido profanado recientemente por otra nación. Por tanto establecemos que de aquí en adelante y para siempre nuestras tribus renuncian al uso del emblema conocido comúnmente como esvástica o fylfot en nuestras mantas, canastas, objetos de arte, vestido y pinturas de arena.

También se cambió el uso del símbolo en el budismo. Hasta antes de la Segunda Guerra Mundial se había usado la esvástica orientada a la derecha en la decoración de algunas figuras de Buda, pero tras la guerra se empezó a orientar el símbolo a la izquierda para diferenciarla del símbolo usado en el nazismo, tal y como podemos ver en la foto.

La esvástica es un símbolo que podemos encontrar en prácticamente todas las culturas.
Tras la Segunda Guerra Mundial se cambió la orientación del símbolo para diferenciarlo de la cruz nazi.

Este símbolo usado durante milenios fue mancillado en unos pocos años de barbarie absoluta y ahora su sola visión nos causa miedo, pero si ahondamos en su historia, podremos volver a conectar con su energía primitiva y original. Os invitamos a hacerlo, ya que al ser un símbolo solar, estas fechas son propicias para trabajar con esta cruz.

Pentáculo

Otro símbolo cuyo origen se pierde en el tiempo es la estrella de cinco puntas, un símbolo antiquísimo -hay referencias a su uso en Mesopotamia 5.000 años antes de cristo- del que se empezaron a tener referencias gracias a la escuela pitagórica. La escuela pitágorica (s VI a.C) unía filosofía, misticismo y matemáticas como método para entender el universo. Los números eran el lenguaje para entender el cosmos, y dentro de este pensamiento el 10 era el número más importante, seguido del 5, su mitad, que era representado con el pentagrama, un poderoso símbolo que representaba  la vida y el poder, la armonía entre cuerpo y alma

La fascinación del pentagrama por parte de los pitagóricos se entiende si tenemos en cuenta que es una figura perfecta que contiene el «número áureo», una proporción que se encuentra en la naturaleza y que posteriormente serviría de medida en la Edad Media como medida para la construcción y decoración de catedrales e iglesias.

La Edad Media fue una época prolífica para los estudios sobre el pentáculo. Astrónomos y matemáticos desempolvaron los estudios de los pitagóricos y la cábala judía, dando origen a tratados esotéricos como el de Enrique Cornelio Agripa, cuya obra De occulta philosophia libri tres fue incluído en el índice de libros prohibidos por la Inquisición. En dicha obra se encuentra el dibujo de un hombre inscrito dentro de una estrella de cinco puntas.

Cuerpo humano dentro de un pentagráma. Imagen del Libro Tres de Enrique Cornelio Agripa.
Cuerpo humano dentro de un pentagrama. Imagen del Libro Tres de Enrique Cornelio Agripa.

Los pitagóricos guardaban con mucho celo sus ritos. La cábala judía también es un conocimiento al alcance de muy pocos iniciados, al igual que el conocimiento de las órdenes de constructores de catedrales medievales. Todo este carácter «oculto» asociado a las congregaciones que han usado el pentáculo puede darnos pistas de por qué este símbolo acabó asociándose a algo perverso.

Pentáculos invertidos podemos encontrarlos antes del siglo XIX tal y como podemos ver en algunos ejemplos de decoración de iglesias, sin embargo la primera vez que se asocia el pentáculo invertido a prácticas satánicas fue en la obra del poeta y ocultista Stainslas de GuaitaLa Clef de la Magie Noire (1897) donde aparece la imagen del macho cabrío incrustado en un pentáculo invertido, imagen que décadas después fue usada por Anton LaVey tras fundar la Iglesia de Satán.

Pentáculo invertido del libro La Clef de la Magie Noire de Stanislas de Guaita.
Pentáculo invertido del libro La Clef de la Magie Noire de Stanislas de Guaita.

Símbolo de armonía y equilibrio, representación de la proporción de la naturaleza, símbolo de los cuatro elementos y el espíritu. La estrella de cinco puntas la encontramos representada en infinidad de sitios, pero si hablamos de energías y magia, es uno de los símbolos más poderosos, protector y aliado, así que de nosotros depende la finalidad para la que queramos usarlo.

Silvia.

pentáculo natural

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content