Andamos por la tierra, la cultivamos, vivimos gracias a ella, incluso la invocamos si somos practicantes de brujería o chamanismo, pero somos muy poco conscientes de su poder.

La tierra recoge miles de millones de años de vivencias, la tierra que pisamos la pisaron generaciones de seres humanos, nuestros antepasados, lo que la convierte en un elemento poderoso. Si no entendemos esta idea, si solo vemos la tierra como un conjunto de minerales, polvo y materia orgánica, si no conectamos con las energías que se mueven al caminar por un bosque, si no respetamos las plantas que recogemos, poco avanzaremos en nuestro desarrollo espiritual y en los trabajos que realicemos tanto de brujería como de chamanismo.

Hemos perdido la sabiduría que nos proporciona la tierra, y lo hemos hecho poco a poco, sin darnos cuenta. La tierra como elemento nos pone en contacto directo con el ser vivo que es el planeta entero, es su piel, a través de la cual se comunica con todos sus hijos: animales y plantas, ellos conocen su lenguaje y la entienden, pero la mayor parte de la humanidad ha olvidado los mecanismos para poder hablar con ella y escucharla.

Pensemos en el poder que tiene la tierra, gracias a ella crecen las plantas, parece algo obvio que todo el mundo sabe, pero si nos paramos a reflexionar unos segundos, la tierra es capaz de hacer crecer un roble inmenso a partir de una pequeña bellota. ¿No es eso una muestra del enorme potencial de la tierra? ¿de esa energía primigenia que condensa un poder que permite desencadenar la vida? A nivel físico es evidente con las semillas que germinan y a nivel mágico se manifiesta potenciando rituales de crecimiento y protección, además de ejercer de equilibrador de energía.

Para los rituales de crecimiento invocaremos las capacidades vitales que contiene la tierra, metiéndola en un saquito en el que hayamos escrito la palabra de la idea que queramos germinar.

Para un ritual de protección invocaremos las energías especiales de la tierra de un lugar especial para nosotros, por ejemplo el jardín del pueblo de nuestros padres, un bosque donde hayamos pasado buenos momentos, o un lugar de poder que se encuentre cerca de nuestra casa.

Y como equilibrador energético la tierra nos ayuda a deshacernos del exceso de energía en caso de sobrecarga debida, por ejemplo, a la realización de un ritual muy intenso o a un trabajo energético mal canalizado. Si nos ocurre esto (aquí ya os hablamos más extensamente de los síntomas de una sobrecarga energética) una manera de equilibrarnos es poner la frente, donde se ubica el tercer ojo, en la tierra para devolver a este elemento la energía que no podemos asimilar y que nos produce malestar físico.

Para terminar el post os recordamos que siempre que toméis tierra o cualquier elemento de la naturaleza para realizar un ritual debemos pedir permiso a los elementos y a los protectores espirituales del lugar y recoger solo lo estrictamente necesario. Debemos recordar la importancia de rendirle culto a la Tierra y agradecerle sus bienes. La Tierra no es una máquina expendedora de productos, cada uno de sus bienes que tomamos sin respetar el equilibrio nos aleja de esa conexión sagrada que conocían nuestros antepasados y que nosotros, día a día, con nuestro ritmo de vida, vamos perdiendo.

Materiales y lugares que nos permiten conectar con el elemento tierra:

  • Tierra de un lugar de poder o lugar especial para nosotros.
  • Raíces.
  • Piedras y minerales.
  • Semillas.
  • Cuevas.

Por último os dejamos una frase para la reflexión:

Caminar con las raíces en la Tierra y las hojas en el Cielo

Silvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content