Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cuando decimos que «practicamos brujería» o «hacemos magia», la gente suele pensar que nos ponemos un sombrero de pico y recitamos encantamientos en verso con una varita en la mano, no es así. Generalmente la magia que se practica cotidianamente suele ser una magia sencilla, es más, muchas veces incluso hacemos magia sin saberlo.

Yo personalmente no soy una persona que le gusten los rituales ni la parafernalia que se suele recomendar para hacer un ritual, soy más de incluir la magia en mi práctica diaria de una manera sencilla y que vaya acorde con mi personalidad discreta. ¿Cómo lo hago? Es fácil, solo hay que asociar la práctica mágica a algún acto cotidiano, como por ejemplo coser, cocinar o limpiar.

No hay un manual de instrucciones sobre cómo practicar la magia, sí que es verdad que hay unos principios básicos que hay que seguir para que obtengamos los resultados deseados, dichos principios son fáciles de recordar:

La intención. Cuando queremos realizar un ritual o un trabajo la clave es la intención, es la base de todo, ya que define en nuestra mente lo que queremos conseguir y orienta la energía mental hacia ello. Pero para que la intención se traslade al ritual tenemos que tener muy claro lo que queremos conseguir y estar concentrados para que la energía no se disperse.

Transmitir la intención hacia un objeto, si es que queremos trabajar con alguno. Una vez tengamos clara la intención el siguiente paso es transmitir dicha intención a un objeto para que sirva de amplificador de nuestra energía. El post es sobre magia cotidiana, así que el objeto que usaremos para transmitir nuestra magia será algo cotidiano, por ejemplo un plato que hayamos cocinado, un objeto que hayamos cosido, una manualidad pintada o un colgante que hayamos realizado nosotros o la escoba que vayamos a usar para limpiar. Esto no es obligatorio, pues a veces podemos simplemente recitar un mantra o cantar una canción dándole la intención.

En casa tenemos objetos cargados de poder como las hierbas aromáticas que usamos en la cocina, la mayor parte de estas plantas han sido usadas desde antiguo por sus beneficios.
En casa tenemos objetos cargados de poder como las hierbas aromáticas que usamos en la cocina, la mayor parte de estas plantas han sido usadas desde antiguo por sus beneficios.

Os vamos a dar varios ejemplos para que veáis cómo podemos practicar magia cotidiana, es más, seguro que sin saberlo muchas veces habéis practicado este tipo de magia sin saberlo.

Si sabemos coser y ha nacido un bebé, podemos coser alguna prenda dándole la intención de protección. Para ello podemos recitar mentalmente un mantra de protección mientras cosemos o visualizaremos un manto protector mientras cosemos la prenda. Esto ahora no es tan habitual, pero nuestra abuelas confeccionaban prendas para los recién nacidos y en dichas prendas quedaba impregnado todo el cariño y la ilusión por el recién nacido.

Lo de coser es algo que no a todo el mundo se le da bien, así que otra opción es realizar algún amuleto protector como un atrapasueños, un colgante, una pulserita o cualquier cosa que pueda contener nuestra intención de protección sin levantar sospechas.

atrapasueños
El atrapasueños es un poderoso amuleto de protección, además se ha popularizado tanto que ya no resulta nada extraño si lo regalamos.

Otro ejemplo que puede ser muy útil cuando notamos el ambiente de la casa excesivamente cargado es limpiar la casa con la idea de liberarla de malas energías. Para ello simplemente tendremos que limpiar como hacemos normalmente, pero con la clara intención de eliminar las malas vibraciones y permitir que la energía positiva fluya; además sería conveniente añadir algún elemento mágico, como por ejemplo sal al agua de fregar el suelo, o quemar incienso mientras barremos. Recordemos que una de las herramientas más importantes de la bruja es la escoba que estaba hecha de hierbas mágicas que servía, entre otras cosas, para «limpiar» el espacio de trabajo, así que también podemos comprar una escoba de fibra natural y añadir alguna hierba protectora.

La magia de la limpieza también se puede realizar desprendiéndonos de objetos viejos que no usamos y se convierten en una carga para nosotros. Objetos de una época que ya pasó y a la que nos aferramos, ropa vieja que no queremos tirar… Si queremos cerrar definitivamente un capítulo de nuestra vida es bueno que nos desprendamos de esos objetos que nos recuerdan continuamente esa etapa.

Otra forma de magia cotidiana es cocinar. La comida tiene claramente un efecto físico en nosotros, pero si además preparamos un plato que se nos da bien cocinar y a dicho plato lo «cargamos» con nuestra intención, la eficacia del hechizo se ampliará. La recomendación es que cuando queramos imprimir una intención mágica a un plato, lo hagamos con algo que sepamos que va a gustar, es algo bastante lógico. Y el truco que hará que nuestro «hechizo» de cocina funcione: al hacer la receta, en el momento que tengamos que remover el contenido, lo haremos en sentido horario si queremos atraer y antihorario si queremos rechazar, mientras visualizamos la intención y añadimos un ingrediente mágico, como laurel, romero, tomillo, canela o miel.

Licor de miel casero. La miel es un elemento asociado al sol, por lo que cualquier cosa que contenga este elemento estará cargado con
Licor de miel casero. La miel es un elemento asociado al sol, por lo que cualquier cosa que contenga este ingrediente tendrá las propiedades asociadas al elemento solar, es decir, energía, potencia y vitalidad.

En brujería «no hay una sola manera de hacer las cosas«, cada persona aplica los principios básicos a su personalidad y a su manera de ver el mundo, no es lógico que trabajemos con algo con lo que nos sintamos incómodos, por ello es posible que estas recomendaciones no se adapten a todos vosotros, pero os pueden dar ideas para trabajar la magia de una manera más cómoda.

Silvia.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *