The Universe don't aloow you to copy this post

Blog

¿A qué hora es mejor practicar yoga?

Tod@s tenemos en la cabeza que practicar yoga es saludable, y nos animamos a practicar en casa, ya sea con vídeos o poniendo en práctica lo aprendido en clase, pero ¿es bueno practicar a cualquier hora? Si eres de esas personas que les gusta practicar en solitario te recomiendo que sigas leyendo porque querid@s, a veces los horarios sí importan 😉

Para empezar, cada cuerpo es un mundo, así que realmente no hay una hora adecuada para practicar yoga, pero sí que hay unas pautas que afectan al 90% de las personas, así que vamos con las recomendaciones:

  • Práctica a primera hora de la mañana: súper recomendable. Empezarás el día con energía y sobre todo, con el cuerpo caliente y flexible, listo para la jornada que le espera. Pero ¡ojo! Nada más levantarnos nuestro cuerpo suele estar muy rígido tras las horas de sueño, así que es posible que experimentes que no puedes realizar algunas asanas que por la tarde practicas sin problema. Así que si no quieres frustrarte te recomiendo dos cosas: o que caliente mucho tu cuerpo antes de empezar (muchos saludos al sol), o que adaptes tu práctica y la hagas un poco más suave en estas asanas en las que notes rigidez. Escucha tu cuerpo, ¡porque no está en cada momento del día igual!

  • A última hora del día: aquí mucha gente cae en la misma trampa: no tiene en cuenta que la mayoría de las veces el cuerpo se activa con el ejercicio, así que es posible que seamos incapaces de conciliar el sueño si optamos por hacer práctica antes de dormir. Sobre todo si es una práctica dinámica. Aunque en casos de estilos muy relajantes, como el yin yoga o el yoga restaurativo (del que hablamos en este otro post hace poco), puede ocurrir todo lo contrario: que nos relajemos tanto que durmamos de un tirón. De nuevo la clave es observar el cuerpo y conocerse, para saber en qué momento nos conviene una práctica u otra.

  • A media mañana o por la tarde: estos horarios suelen ser los más habituales para la práctica. El cuerpo ya no está tan rígido como a primera hora ni tenemos que preocuparnos por el horario de dormir. Sí que es importante en estos casos que tengamos en cuenta el factor comida: es recomendable que haya pasado al menos una hora desde la última comida (tenedlo presente, que a veces se nos olvida y cuando practicamos invertidas nos arrepentimos). En mi caso incluso tengo que dejar pasar dos horas para poder entregarme a la práctica al 100%.

Tal vez os preguntéis, ¿Es mejor a media mañana o por la tarde? Eso depende de cada uno, de los horarios y obligaciones que tenga… A mi personalmente me gusta más por la tarde, para liberar la tensión que he acumulado durante el día (tanto física como mental). Pero de nuevo, en este camino lo más importante es el autoconocimiento.

Espero que la entrada os haya aportado algunas ideas. Pueden parecer cosas obvias pero no os podéis imaginar la cantidad de alumnas que me cuentan que han decidido practicar antes de dormir para relajarse y luego no han podido XD Aquí mi granito de arena dedicado sobre todo a las personas que acaban de iniciarse en este camino del yoga y que aún no se han planteado estas cosas, que por cierto, nos pasan a tod@s al principio.

Un abrazo a tod@s!

Isabel.

No Comments

Your comment...NameE-mail

Leave a reply