Criar a un hijo no es tarea fácil, pero si encima éste tiene pasión por los temas espirituales la situación se puede convertir en un reto. Yo no me he encontrado en la situación de tener que criar hijos con dones espirituales, pero sí que he sido una niña con unas capacidades y gustos que sus padres no han sabido gestionar. Estuve muchos años escondiendo cosas a mi familia, porque el diálogo con ellos no era una opción, lo que hizo que en parte me desvinculara bastante de mis padres y me sintiera perdida, en busca de un adulto que me guiara en estos temas tan poco ortodoxos.

Por suerte no fui a parar nunca a un entorno peligroso o sectáreo, pero pudo haber pasado perfectamente en esos años de búsqueda y dudas en solitario y en secreto. Por eso me gustaría darte algunos consejos si eres madre o padre y te encuentras en esta situación. Por supuesto la última palabra es tuya como progenitor, no pretendo decir a nadie cómo debe educar a sus hijos, pero si estás un poco perdid@ esto es lo que me gustaría que me hubiese pasado en mi infancia:

  • Normaliza la situación. Al normalizar las cosas en parte les restamos importancia, así que haz que tu hij@ se sienta cómodo al hablarte de estos temas. Sobre todo procura escuchar sin juzgar, puede que algunas cosas suenen raras, pero si tienes hijos con dones espirituales y te están contando lo que les interesa o lo que están viviendo, es porque confía en ti, y ese vínculo es maravilloso y debemos cuidarlo. Así que cuida tus respuestas, y procura evitar herir sus sentimientos.
  • Interésate por lo que le gusta. No se trata de ejercer un excesivo control, porque puede ser contraproducente, pero si ves por ejemplo que le gusta el yoga o el chamanismo, infórmate sobre esas disciplinas. Al final cuando somos pequeños y expresamos estas ideas o sentimientos espirituales a nuestros padres muchas veces buscamos consejo o guía de alguien en quien confiamos de verdad. Si no tienes las respuestas está bien que se lo transmitas, pero puedes hacer que sea un viaje de dos contándole lo que puedas descubrir. Además así te aseguras que le proporcionas contenido de calidad y que no se obsesione con la primera web que descubra en internet.
  • Evita que se integre en grupos elitistas. No porque todos los grupos sean sectas o vayan a tener una influencia negativa, sino porque en los grupos al final se suelen establecer ciertas ideologías, dogmas, o simplemente preferencias que tal vez se acaben convirtiendo en drama o que nos alejan de cosas que pueden ser muy positivas en nuestra vida. Anímale a ser un espíritu crítico, independiente, con ideas propias basadas en la experiencia y no en el prejuicio o lo que ha dicho algún «influencer».
  • No idealicéis a nadie. Los gurús, maestros espirituales, profesores, ect… No dejan de ser personas con sus propias imperfecciones y demonios internos. Aprender de alguien es maravilloso, idealizar a esa persona en exceso puede hacer que dejemos de escuchar nuestra propia voz interior. Y eso es precisamente todo lo contrario al camino espiritual, que consiste precisamente en embarcarse en un viaje de auto conocimiento y desarrollo personal.
  • Busca algún centro especializado responsable y serio. Ir a clases de meditación, de yoga, de chamanismo, etc puede ser una buena opción para aprender. Eso sí, es complicado encontrar centros de confianza que se preocupen por ser profesionales. Por desgracia no te puedo facilitar ningún listado de centros, porque sólo podría recomendarte algo en Barcelona que es donde vivo, pero si haces una búsqueda por intenet, siempre puedes mirar comentarios de otros usuarios, o fijarte en lo que transmite la web: generalmente los centros formales tienen un estilo que recuerda al de los organismos oficiales como universidades, polideportivos, etc. Y por si te sirve de ayuda te dejo este enlace en el que hablamos de algunos tips para detectar «falsos maestros» o estafadores.

La verdad que es un tema del que se podría hablar muchísimo, y en el que seguramente más de uno opinaría otra cosa diferente. Simplemente espero que estos consejos te ayuden un poco y te den ideas. No me cabe duda de que todos los padres buscan lo mejor para sus hijos, pero a veces todos necesitamos un poco de orientación, especialmente con hijos con dones espirituales.

¡Mucha suerte en el camino!

Isabel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content