Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Blog

Grandes sueños vs sueños comunes

Todos los pueblos chamánicos y, también, las religiones organizadas han dado importancia a los sueños como el método mediante el cual, chamanes, profetas, sacerdotes y otros hombres santos han podido entablar comunicación con los espíritus o dioses.

Esto fue así durante siglos y siglos hasta la llegada de la psicología y la psiquiatría en el siglo XIX. Para la psicología y la psiquiatría los sueños son importantes, pero dicha importancia para ellos radica en que son meras manifestaciones de nuestro subconsciente, de esa parte oculta y enterrada que todos nosotros tenemos. Los sueños, desde el punto de vista científico, serían como las tomas falsas, los descartes del director a la hora de montar la película final, algo que solo merece la pena dar importancia cuando una persona está sufriendo algún problema psicológico y es necesario revolver en todos los rincones de su mente, incluido el oscuro e incomprendido mundo de los sueños, para encontrar la solución a su mal.

Freud fue el que arrancó el significado mítico y místico de los sueños, pero también fue el que volvió a dar importancia a los sueños como pistas a la hora de buscar la curación del enfermo. Ésto ya lo habían hecho los griegos siglos atrás, en el 500 antes de Cristo existía la técnica de la incubación, llevada a cabo por los iatromanti, unos hombres que dominaban la técnica de entrar en trance mediante el sueño y comunicarse con los dioses para encontrar la curación del enfermo.

La gente se acostaba en un recinto cerrado, que muchas veces era una caverna, y se quedaba dormida y soñaba o bien entraba en un estado que, según las descripciones, no era sueño ni vigilia, hasta que terminaba por tener una visión: algunas veces la visión o el sueño los enfrentaba con el dios, la diosa o el héroe, y así se producía la curación.

En los oscuros lugares del saber, Peter Kingsley.

Los iatromanti, herederos de las técnicas chamánicas del centro de Europa, entraban en conversación con los espíritus mediante el sueño y recibían respuesta con imágenes oníricas que se pueden definir como “grandes sueños”.

Y aquí es donde queremos llegar, a los “grandes sueños”.

En chamanismo los sueños son algo a tener en cuenta, son la ventana a través de la cual entran en nuestra mente los espíritus y se comunican con nosotros cuando no podemos hacer un viaje chamánico, no sabemos hacerlo o la información que nos quieren dar es tan importante que no pueden esperar a que nosotros iniciemos la conversación. Hace tiempo expliqué en un post que los sueños son el único nexo que le queda al ser humano occidental de entrar en comunicación con los espíritus y por ello debemos prestar atención a los sueños, sobre todo a los que en chamanismo se denominan “grandes sueños”.

Este tipo de sueños se diferencian de los comunes por varias particularidades: es un sueño que se repite, también puede ser tan vívido que nos haga confundir el sueño con la vigilia. En un gran sueño también pueden aparecer animales que nos hablan o, incluso, familiares difuntos u otras entidades espirituales que nos dan algún tipo de información relevante sobre nuestro futuro, nos revelan alguna información trascendental o nos indican el camino en momentos de confusión.

Pero sin duda, la particularidad más destacada de un gran sueño en comparación con un sueño común es que el gran sueño deja una huella imborrable, permanece en nuestra mente grabado a fuego, no se diluye con el paso de las horas y nos deja la sensación de que algo importante ha pasado en nuestra vida, aunque ese hecho haya ocurrido en sueños.

Un gran sueño lo puede tener cualquiera, no hace falta practicar chamanismo para que ocurra, pero es bueno conocer esta manera de comunicación por parte de las entidades espirituales para que cuando tengamos un gran sueño le demos la importancia que se merece y no acabe olvidado.

Silvia.

 

No Comments

Your comment...NameE-mail

Leave a reply