Blog

Experiencias en el Mundo Espiritual

Cuando hacemos un viaje chamánico podemos encontrarnos muchas cosas en el Otro Lado. Seguro que a más de uno de vosotros le pica la curiosidad pero no encuentra información, y lo cierto es que en parte es normal, pues cada persona lo vive de una forma diferente, y no todos llegamos a tener las mismas experiencias en el Mundo Espiritual. Por eso hay tanto misterio alrededor, porque es mejor no crear expectativas a las personas cuando las posibilidades son infinitas y nunca se sabe lo que va a ocurrir. No obstante, hoy quiero compartir con vosotros algunas de las actividades que he realizado en mis Viajes, para que conozcáis un poco mejor estos Mundos Invisibles que nos rodean.

  • Hablar con los Animales de Poder. Todos tenemos un Animal de Poder, se nos puede revelar en sueños o a través del Viaje chamánico. Una vez que descubres a tu Animal puedes hablar con él y pedir su ayuda y conocimiento. Pero no sólo puedes tratar con él temas espirituales, también pueden aconsejarnos en nuestro día a día: sobre nuestro trabajo, sobre amistades, sobre cómo gestionar o enfrentarnos a determinadas situaciones… El Animal de Poder siempre va a cuidarnos y a ayudarnos, no hay maldad en él sino confianza y respeto. Es un poderoso aliado que nos empujará a superar nuestras limitaciones y poder desarrollarnos como personas. 
  • Comunicarse con los espíritus de las plantas. De igual forma que existen los Animales de Poder y podemos hablar con ellos, podemos comunicarnos con las plantas de nuestro alrededor. Generalmente ayuda tener una hoja o flor de la planta con la que se quiere contactar en la mano. En el Mundo Espiritual se puede contactar con el espíritu de la planta y escuchar sus consejos. Casi siempre nos va a contar los usos que le podemos dar, tanto como planta medicinal como para trabajar energéticamente con ella. Os sorprendería la cantidad de veces que una planta me ha explicado sus propiedades y al buscar en internet he leído exactamente lo mismo que me ha contado. Aunque las familias de plantas tiene un “espíritu general” por decirlo de alguna forma, luego cada planta o árbol tiene sus pequeñas particularidades que la hacen única.
  • Leer un libro. El Mundo Espiritual es infinito, y por tanto no sólo hay en él naturaleza, sino también construcciones como por ejemplo bibliotecas. En ellas podemos encontrar libros y pergaminos con información muy diversa. Desde los míticos registros akashicos con la historia de nuestras vidas pasadas y futuras hasta tratados de magia. Lleva un poco de práctica poder leer, porque lo más habitual es que nos bloqueemos y no veamos nada. Pero pidiendo ayuda a nuestros propios maestros espirituales y practicando podemos aprender a leer en el Mundo Espiritual. Por ejemplo ahora mismo estoy con un libro que se llama “De la naturaleza profunda de las cosas”, aunque no sabría muy explicar su contenido… como podéis ver, hay lecturas para todos los gustos.
  • Recibir una sesión de sanación con masaje. También podemos acudir al Mundo Espiritual en busca de sanación. No sólo para nuestra alma sino también para nuestro cuerpo. Dependiendo de lo que nos ocurra los maestros sanadores pueden utilizar diversas técnicas: pueden sumergirnos en aguas termales, pueden darnos un masaje, pueden destruir nuestro cuerpo y recomponerlo de nuevo, aplicarnos cristales, sanarnos con la energía del Otro Lado… Lo importante en estos casos es dejarse llevar por extraño que sea lo que vemos que hacen, y generalmente funciona. Con estas visitas de sanación he conseguido librarme de dolores de cabeza, lesiones musculares e incluso algún que otro resfriado con algunas décimas de fiebre. Eso sí, por favor, no seáis fanáticos de la medicina alternativa, mi consejo es buscar un equilibrio y compaginar la medicina occidental con estas terapias. Recordad es mejor sumar opciones que limitarnos a uno por prejuicios hacia la otra. La salud es importante!
  • Beber té. En este caso no sé si me lo ofrecen porque me gusta mucho o porque es costumbre ofrecer esta bebida. A lo largo de mis viajes chamánicos he visitado muchos lugares diferentes y he conocido muchos maestros. Y en muchas de estas ocasiones me han ofrecido té. Casi siempre tienen un caldero al fuego donde lo preparan. No recuerdo todos los tipos que he tomado, pero si recuerdo uno en especial que lo llamaban “té de memoria” y otro en el que pude percibir sabores dulces con un toque a pétalos de rosa o alguna flor similar de aroma agradable.
  • Visitar un oráculo. En el Mundo Espiritual también hay maestr@s que predicen el futuro, o más bien que nos enseñan varios futuros. En ocasiones serán ellos quienes vengan a nosotros para enseñarnos algo que consideren necesitamos saber, y pueden o bien contárnoslo directamente, o en ocasiones hacernos mirar en las aguas de un pozo para atisbar estos posibles futuros. También he visitado oráculos en el Otro Lado que trabajan con bolas de cristal o con el reflejo de la Luna, como siempre las posibilidades son infinitas.

Espero que os hayan gustado estas experiencias que he querido compartir con vosotros, para que tengáis un poco más de idea de lo que podemos descubrir a través del Viaje en el Mundo Espiritual.

Isabel.

Comments:

  • Leandro

    19 mayo, 2018 at 03:12

    Hago viajes chamánicos también, desde Argentina. Gracias por los relatos de las experiencias, muy nutridoras.

Your comment...NameE-mail

Leave a reply