Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Algunas personas me han preguntado por el significado del logo que hemos puesto a Kennari, así que me ha parecido muy oportuno empezar esta sección dedicada a la simbología explicándolo.

Antes de entrar en detalle me gustaría contar el origen que tiene este símbolo. En principio no creo que lo encontréis en ninguna web, libro o manuscrito porque es una creación propia, o más bien debería decir que es un regalo personalizado. Cuando comenzamos a dar forma a este proyecto mis guías quisieron de alguna forma colaborar, y fueron ellos quienes, durante un viaje chamánico me revelaron el símbolo, y me explicaron sus significados. Hice el ejercicio de buscar por internet y en mis libros de simbología  por si encontraba uno idéntico, pero no ha sido así, he visto algunos parecidos pero ninguno igual, si vosotros tenéis más suerte y lo encontráis, ¿nos lo haréis saber? ;)

Kennari.bcn

Bien, empecemos por lo más obvio, se parece a un tridente porque el número tres es importante. Representa las tres caras de la Diosa: el nacimiento, la plenitud y la muerte, o como habréis oído más veces, la doncella, la madre, y la anciana. Son los tres aspectos de la divinidad femenina en algunas tradiciones neopaganas, aunque hay que especificar que es un número que se encuentra arraigado en mucha de la simbología pagana (el trisquel, la triqueta, el valknut…). En nuestro caso está asociado a esa divinidad femenina, así que tendríamos a la doncella que representa el inicio, los nuevos proyectos, la inocencia… Es la energía que nos empuja a actuar sin meditar mucho antes, la fuerza que sale del impulso. La madre representa la fecundidad de la Tierra, la capacidad de portar vida, la abundancia, la plenitud… Es la energía de la fuerza vital, la que nos guía para proteger con todas nuestras fuerzas a nuestros seres queridos. La anciana es la comprensión del mundo que nos rodea a través de la experiencia, es la liberación del miedo porque acepta y comprende la muerte, es la sabiduría y el final de un ciclo. Son como sentir a través de las vísceras, del corazón, y de la mente.

Pero nuestro símbolo también representa el árbol del mundo o axis mundi, con una forma un poco particular, porque a pesar de tener las tres ramas apuntando hacia arriba no se perciben las raíces en la parte inferior. Si os fijáis en su lugar hay una esfera, símbolo que representa la perfección, la protección, el equilibrio, y en este caso concreto el mundo, así que se podría decir que las raíces de nuestro árbol son el mundo, y que a través de él proyecta sus ramas hacia el universo y las otras realidades. El axis mundi nos une a las tradiciones chamánicas, en las que el árbol es el medio por el cual el chamán se mueve y viaja a través de los mundos.

Por supuesto el tridente también es una arma de guerra, en ese sentido representa la fuerza, sin duda necesaria para tomar control de nuestras acciones y para abrirnos camino a través de las crudas experiencias que nos va trayendo la vida. El tridente inflama esa parte de guerrero rebelde que todos llevamos dentro, nos empuja hacia la acción, y nos re-conecta con nuestra energía masculina, tan necesaria para alcanzar el equilibrio, y que en estos días parece que muchas tradiciones van arrinconando en favor del despertar o reconocimiento femenino.

Hay otros símbolos que son semejantes y que sin duda de alguna manera mantienen cierta sintonía con el nuestro, como puede ser la tradicional pisada de la bruja, la runa Algiz, o los símbolos mágicos de Islandia, con los que guarda cierta similitud.

Ahora que ya conocéis los significados de nuestro particular icono, seguro que ya no lo veis con los mismos ojos. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún símbolo personal?

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

3 pensiamientos en “El símbolo de Kennari

  • DramaWitch

    Es verdad, las encrucijadas, los caminos y los umbrales son símbolos que me parecen muy interesantes. Da que pensar cuando te encuentras una puerta antigua que está en mitad de un jardín, sin muros a los lados. ¿Has cambiado al cruzar? Igual que cuando paseas sin rumbo y llegas a una bifurcación. ¿Continúas, te detienes? ¿Qué lado te parece más atractivo y por qué? Son metáforas tan acertadas que aparecen una y otra vez en las historias y la literatura.

    Responder
  • DramaWitch

    A mi el símbolo me recuerda también a una encrucijada.
    Personalmente no tengo ningún símbolo con el que me identifique especialmente. Cambia según el momento en que me encuentre, aunque últimamente me gusta la estrella o el río. Imagino que mañana será otro hahaha
    Creo que lo que de verdad me gusta es ver cómo se relacionan las historias y los símbolos, distintas interpretaciones y cómo evolucionan.
    Me ha gustado la historia ;)

    Responder
    • Kennari

      La encrucijada también es un símbolo muy pagano, bien visto! Lo podemos añadir, ya que el cruce de caminos simboliza el encuentro de diversos pensamientos, y eso sin duda es un poco lo que pretendemos con este blog: compartir experiencias y conocimientos que puedan ser positivos y aportarnos algo.

      Gracias por el comentario Dramawitch!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *