Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Conocer al Animal Espiritual ligado a cada uno de nosotros es una de las primeras lecciones de todo practicante de chamanismo. Todo ser humano tiene un Animal Espiritual, lo conozca o no, que le ofrece ayuda y guía durante toda su vida. Conocer el simbolismo de los animales espirituales es importante, ya que nos ofrece mucha información sobre aspectos de nuestra personalidad y nos da pistas de todo aquello que podemos ir mejorando.

Cada animal tiene asociados unos aspectos simbólicos únicos, pero hay que decir que cada animal también tiene su propia personalidad, por lo que puede enseñarnos muchas más cosas independientemente de su simbología “general”, por ello es importante conocer la técnica del viaje chamánico, para poder establecer un diálogo con nuestro animal y preguntarle en qué aspectos nos puede ayudar.

Y aquí os dejamos la simbología de algunos animales más, son animales que pueden ser considerados “negativos”, pero no lo son. Todo animal, ya sea insecto, mamífero, amfibio, ave, etc, puede ser nuestro Animal Espiritual, por muy pequeño que sea o por mucho rechazo que dicho animal nos cause en el plano físico, cuando acude a nosotros es por algo y debemos atender a lo que nos enseña.

Simbolismo Animal:

Buitre: el carroñero más conocido del mundo se ha asociado a la muerte, por lo que es uno de esos animales poco “amigables” que nadie quiere tener como guía espiritual, pero si miramos más allá de los prejuicios el buitre nos enseña precisamente a eso, a abrir la mente y mirar más allá, ya que este animal es el regenerador por excelencia, su presencia es clave para la descomposición orgánica y la regeneración de la vida, por lo que es un animal dual, acude a la muerte pero su presencia favorece la vida. Pese a ser un ave, el buitre es un animal ligado al elemento Tierra, ya que sin el calor que emana de este elemento le sería imposible elevarse a las alturas y mantener su peso sin esfuerzo, por lo que este animal nos enseña a tomar impulso desde la Tierra para poder desarrollarnos espiritualmente. Quizás tengamos muchos traumas que procesar y digerir para reconvertirlos en algo positivo y en esta tarea nos ayudará el buitre. Otro aspecto de este Animal Espiritual es que debemos fijarnos en nuestro entorno y en las personas que nos rodean, ya que nos ofrecerán una ayuda inestimable en nuestro camino. Recordad que en la naturaleza este animal es un animal social, vuela en grupos y se alimenta al lado de sus congéneres.

Delfín: el delfín ha estado muy ligado al ser humano gracias a su inteligencia y empatía. Los mitos griegos ya nos hablan de delfines que rescatan a naúfragos, unos mitos que son muy actuales con historias de delfines que salvan a surfistas del ataque de tiburones o que remolcan hasta un lugar seguro a nadadores con problemas. Este rasgo convierte al delfín en un guía de almas a la altura del caballo o el águila. Un psicopompo que nos ayudará a transitar entre los planos y a llevarnos al lugar que nos corresponde. Además al ser un animal acuático nos está indicando que debemos trabajar nuestra intuición, las capacidades sensoriales y nos ayudará a desarrollar capacidades de sanación y de ayuda a otros, ya sean vivos o muertos, ya que el psicopompo es una entidad que se encarga de guíar a las almas al lugar que deben estar.

Halcón: Animal Espiritual muy ligado al elemento Aire, es el señor de este elemento, solo hay que ver un halcón en libertad para comprender esta afirmación. Su velocidad, sus quiebros en el aire y su capacidad para precipitarse al vacío en busca de su presa nos dan una idea de su pericia en el dominio de este elemento, por lo que el halcón nos ayudará a desarrollar nuestro dinamismo a la hora de desarrollar ideas y también nos dará la fuerza necesaria para eliminar desbloqueos creativos y buscar nuevos caminos. El halcón también nos enseña a perder el miedo a elevarnos y a disfrutar del elemento Aire.

Caracol: una de las lecciones más importantes que nos puede enseñar este Animal Espiritual es a desapegarnos de un lugar y a interiorizar el hecho de que podemos ser felices en cualquier parte del mundo. El caracol es uno de esos animales humildes que pasan desapercibidos, pero que nos pueden ofrecer muchísimas lecciones, entre ellas la de ser pacientes para llegar a nuestro objetivo. Su caracola, símbolo de la espiral cósmica, nos recuerda que todos vivimos en el mismo lugar, todos somos hijos de la misma materia, un mensaje muy profundo que nos ofrece este pequeño molusco al que prácticamente no prestamos atención cuando se nos cruza en nuestro camino.

El simbolismo de los Animales

El simbolismo de los Animales II

Silvia.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *