¿Qué son los sueños? ¿Una manera que tiene el cerebro de ordenar los pensamientos? ¿Una vía de escape para el estrés? ¿O la manera que tiene nuestra mente de conectarse con otras realidades?

Los más ortodoxos dirán que la respuesta está en las dos primeras posibilidades, pero las mentes más soñadoras, aquellas que se niegan a pensar que solo existe lo que se ve, opinarán que la tercera opción también es posible. Se conoce muy poco sobre el sueño, hay descubrimientos y teorías, pero no se ha logrado descifrar por completo el enigma.

Pero claro, para dar importancia a nuestros sueños primero tenemos que acordarnos de ellos y hacerles caso, pero estas dos premisas son muy difíciles de cumplir si estamos metidos en la vorágine del estrés del día a día. Con tantos problemas, ¿cómo vamos a pararnos a pensar en los sueños?

Yo lo hice cuando una mañana viendo las noticias me quedé de piedra al ver que la reportera estaba cubriendo la noticia de un incendio en un mercado, incendio que se había producido esa misma noche cuando la ciudad dormía… Y esa misma noche, mientras se producía el incendio, yo soñé con llamas en el Mercat del Ninot de Barcelona, el mismo mercado que fue noticia a la mañana siguiente. Aquel sueño ocurrió en 2012 y desde entonces prácticamente cada mañana me levanto recordando lo que he soñado. Algunas veces, incluso, sueño con cosas que van a pasar, pero estas historias las contaré en otro post.

Cuando te ocurre algo así el puñetazo a tu racionalidad es importante, pero la racionalidad es un gigante difícil de tumbar, y enseguida devuelve el golpe con un: «será una casualidad», pero el bicho del misterio ya ha picado y comienzas a buscar explicaciones para averiguar cómo ha sido posible soñar con algo que estaba ocurriendo mientras dormías ¿fue un viaje astral? Ni idea, pero desde entonces uso el diario de la foto para escribir todos los sueños, ya que pienso que revelan información importante para mi día a día.

Pero ¿de dónde viene esa información? ¿De nuestro subconsciente? ¿De nuestro «yo» futuro? ¿De los espíritus con los que contactan los chamanes? Yo creo, por experiencia, que las tres opciones son igual de válidas.

En el próximo post sobre sueños daré unas pautas sencillas para conseguir que el cerebro recuerde lo que ha soñado.

Silvia.

Diario

2 pensiamientos en “El olvidado mundo de los sueños

  • V

    Me gusta mucho la foto de tu diario. El dibujo es muy chulo. ¿La elección fue casualidad o tuviste algún impulso al comprarlo?

    Responder
    • Kennari

      Quería comprar un cuaderno que fuera diferente, vi este y me llamó la atención no solo por los colores, sino por cola que parece llena de ojos. Así que pensé que sería una buena portada de diario de sueños, ya que al soñar abrimos otras percepciones.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content