Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hace poco he podido pasar unos días en Vietnam, y he tenido la gran suerte de poder hablar con una guía nativa que me ha contado algunas historias sobre el chamanismo H’mong. Actualmente siguen existiendo chamanes entre los H’mong, una comunidad vietnamita con su propio idioma y folclore que sobrevive en la región de Sapa.

No tiene precio poder hablar directamente con alguien que vive a día de hoy en una comunidad chamánica, y nuestra guía, Lala, además estuvo encantada de poder compartir sus creencias con nosotros. Y para mí fue curioso poder comprobar de primera mano algunas de las historias que había podido leer en los libros de Mircea Elíade.

El chamán de los H’mong no viste ropas especiales, viste ropas como las nuestras, aunque tiene su traje ceremonial que sólo luce cuando tiene que trabajar. Los chamanes H’mong se encargan de sanar a los enfermos y de predecir el futuro por el bien de la comunidad. Avisan a sus vecinos de posibles accidentes, o infortunios, y les aconsejan cuando será el momento propicio de sembrar, o llevar a cabo algunas de sus tareas. Pueden ser tanto hombres como mujeres los que ostenten esta posición en la tribu.

Muy interesante es que el título de chamán no es hereditario, sino que igual que entre otras culturas chamánicas, es un don de nacimiento. Aquel o aquella que está llamado a ser chamán llegado un punto en su vida, enferma. Cuando el chamán H’mong acude a sanar al enfermo, es él (o ella) quien detecta que la enfermedad está causada porque esa persona se tiene que convertir también en chamán. Así que a través de la enfermedad se produce la transformación, y entonces el nuevo o nueva chamán renacido, pasará a ser adoptado por el chamán, y con el tiempo le sucederán.

Lala nos contó una triste historia sobre una joven de su tribu que enfermó porque su destino era ser chamán, pero en este caso la familia no llamó al chamán a tiempo y la joven murió debido a que no puedo pasar ese rito iniciático. Así que para ellos esa transformación es realmente una cuestión de vida o muerte, pues creen firmemente que de no superarse lleva a la muerte.

El chamán H’mong puede tener animales de poder, aunque sin duda lo que más me fascinó es como Lala explicaba que el chamán podía ver y hablar con el Dragón. Esta figura mitológica está muy arraigada en las culturas asiáticas, así que no podía faltar como entidad que ayuda al chamán en sus ritos, y como entidad protectora y mágica. De hecho en algunos casos hay voluntarios que dicen sentir la llamada y se presentan para ser chamanes, en estos casos, es el Dragón quien se comunica con el chamán y le indica si la persona es apta o no para convertirse en chamán. También se realizan sacrificios para ganarse el favor del Dragón (algún animal doméstico que posteriormente se regala al chamán y cuya carne se consume).

 

Paisaje y casas de los H’mong

 

El chamán H’mong trabaja como en muchos otros casos en soledad. Cuando acude a la casa del enfermo hace salir de allí a todo el mundo, se pone sus ropajes ceremoniales y realiza sus ritos. Lala no me contó mucho más, pues no sabía bien en que consistían, quedando esas ceremonias como un secreto entre el paciente y su sanador.

Otro detalle que me resultó curioso, es que cuando una chamán se inicia, pasa a ser hijo del Padre Verde y la Madre Verde. No me quedó claro si por estos nombres nuestra guía se refería a los chamanes más ancianos, o bien a los espíritus que habitan la región, aunque si tuviera que apostar me inclinaría por estos últimos, ya que Lala hablaba con cierto misticismo sobre estas figuras.

Sin duda el chamán H’mong es un líder espiritual y sanador de su pueblo, aunque hoy en día no todos los miembros de la tribu practican el chamanismo. En la comunidad H’mong también hay miembros budistas y cristianos, conviviendo las tres religiones a la vez.

Espero que os haya gustado esta entrada, y que hayáis disfrutado como lo hice yo escuchando toda esta información directamente de alguien que lo vive en su día a día. Os prepararé otra entrada contando un caso muy especial que me contó Lala, sobre espíritus de fallecidos y maldiciones…

Un saludo a tod@s!

2 pensiamientos en “Chamanismo H’mong (Vietnam)

  • Nico

    Hola! siempre me ha interesado Vietnam y saber sobre los H’mong ha sido una linda sorpresa! gracias por compartir!

    Responder
    • Kennari

      :) Gracias Nico! Me alegra que te haya gustado!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *