Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hoy vamos a hablar de los diferentes materiales con los que podéis elaborar un círculo protector. Generalmente estos círculos se utilizan como espacio sagrado y libre de vibraciones negativas a la hora de meditar, realizar alguna práctica mágica o ritual, viaje chamánico… Hablamos de círculo porque es la representación física que le damos en este plano material nuestro, pero en realidad a través de la magia simpática (por similitud) cuando estamos trazando estos círculos lo que hacemos es crear una esfera energética en el plano astral o espiritual que nos envolverá para que podamos trabajar sin interrupciones.

El elemento más tradicional para dibujar el círculo es la sal marina. Este elemento es famoso por absorber energías negativas y crear una barrera contra todo aquello que pretenda hacernos daño. Lo bueno que tiene es que es muy fácil de conseguir, basta que compréis un paquete de sal en cualquier supermercado. También podemos usar sal negra (en este link os explicamos cómo hacerla), para dotar de mayor poder protector a nuestro círculo. Lo malo es que una vez hayamos terminado deberemos barrer bien el suelo! Bromas aparte, el gran problema de usar sal, es que si hay corrientes de aire fuertes nuestro círculo puede acabar diseminado por toda la casa, y si estamos en un lugar exterior tenemos más probabilidades de que se vuele. Las mascotas también pueden contribuir a deshacer nuestro círculo de sal, por suerte tenemos otras opciones.

Dibujar el círculo con tiza blanca. Es un buen sustitutivo de la sal, no es igual de potente pero si se fija bien la intención a la hora de pintar el círculo en el suelo también surte efecto. El color blanco se asocia a la luz y la protección, de ahí que se utilice. En lugar de tiza también podemos usar cualquier otro tipo de piedra que deje un surco blanco en el suelo. Siempre es mucho más efectivo cuando utilizamos elementos naturales que industriales. Aunque de nuevo tened cuidado a la hora de recoger, no sea que optéis por una tiza que luego no se limpie con facilidad y por error acabéis con un círculo permanente en el suelo. Obviamente utilizad este sistema cuando estéis trabajando sobre suelos de losa o exteriores (no recomendable en parquet).

Si no tenéis tiempo para limpiar después de vuestra práctica siempre podéis recorrer a utilizar una cuerda blanca. La podéis extender en el suelo formando un círculo, es un método rápido pero no tan efectivo como la sal, aunque para dotar de más fuerza a vuestra cuerda antes de utilizarla podéis consagrarla y cargarla energéticamente, por ejemplo ungiéndola con algún aceite esencial de una planta protectora (mandrágora, romero, lavanda…). Otro pequeño inconveniente que os podéis encontrar al usar una cuerda es que es un poco más difícil hacer un círculo con ella que pintándolo en el suelo, pero no es nada que con un poco de práctica y paciencia se pueda arreglar.

Si estáis al aire libre otro método que podéis utilizar es hacer el círculo echando agua con sal marina. Pero tened cuidado, la sal esteriliza la tierra, así que no lo hagáis sobre zonas verdes o en tierras en las que vayáis a plantar. Aunque bien es cierto que si es un poco de sal tampoco va a tener un efecto muy nefasto.

Para las personas que tengan una especial afinidad con las plantas también podéis hacer el círculo utilizando materiales vegetales, como por ejemplo el romero, laurel o la lavanda. Estas plantas son protectoras y además facilitan la comunicación con otros planos, por lo que pueden ayudarnos en nuestra práctica. Lo malo de este sistema es que si necesitáis hacer un círculo grande tendréis que cortar bastantes plantas (pobretas), por lo que a lo mejor lo ideal sería pintar el círculo en blanco (tiza, sal, cuerda…) y a lo largo de la línea esparcir estas plantas. También podéis dotar de más fuerza el círculo echando unas gotitas de aceite esencial sobre las plantas (fijaos que siempre os digo “aceite esencial” y no “esencia de”, esto se debe a que el aceite esencial es natural, y las esencias en muchas ocasiones llevan componentes químicos añadidos).

Igual que en el punto anterior también utilizar minerales y piedras para realizar vuestro círculo. De nuevo lo ideal sería trazar el círculo con algún otro material (sal, tiza…) y poner a lo largo las piedras o minerales. Son especialmente recomendados aquellos que favorezcan la protección y los trabajos con otros planos, como el cuarzo, la amatista o la calcita amarilla.

Mandala de piedra bruja y cuarzos.
Mandala de piedra bruja y cuarzos.

Por supuesto otra manera de hacer el círculo es… no utilizar nada! ¿sorprendidos? Cuando un practicante empieza a tener habilidad y control puede trazar la esfera de protección directamente utilizando las energías de los otros planos, o a través de la ayuda de animales de poder o guías. La gran ventaja de este método es que es muy rápido, pero hay que tener mucha fuerza mental para poder crear una esfera consistente.

Y para el final dejo mi favorito… Y es el círculo que la propia naturaleza crea con sus manos: los claros de los bosques. Desde tiempos antiguos los claros de los bosques han sido lugares de poder para sacerdotes, chamanes, brujas y seres de toda índole. Son los templos de la naturaleza, y curiosamente son círculos. Son lugares en los que se une la fuerza del bosque (que lo delimita por los lados), la fuerza de la madre tierra (que lo delimita por el suelo) y las energías celestes (nuestro techo es el mismísimo cielo y las estrellas). Trabajar en el claro de un bosque potencia mucho cualquier trabajo que queramos llevar a cabo, eso sí, el gran problema es que tendremos que buscar un lugar aislado de curiosos, y donde podamos estar tranquilos y relajados, y a veces esto es bastante difícil de encontrar…

forest-198341_960_720

Para acabar comentaros que esto son algunas ideas, por supuesto seguro que hay muchas otras formas y elementos con los que crear un círculo protector, pero estas son las que hemos utilizado nosotras en algún momento y nos han aportado buen resultado. Y vosotros, ¿tenéis algún otro método para trazar vuestro círculo?

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *