Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hoy es nuestro primer post después del inicio del año nuevo pagano que comienza con la noche de Samhain. Hay muchas personas que deciden iniciar cursos o etapas nuevas en estas fechas por aquello de representar un nuevo ciclo, así que si estáis pensando en asistir a alguna formación o apuntaros a algún centro, pero os preocupa acabar siendo víctimas de una estafa, charlatán, magufo o secta, aquí os dejamos unas cuantas pistas que os pueden ayudar a detectar a un falso maestro o grupo nocivo. Los consejos que os dejamos son fruto de experiencias personales que hemos vivido, que nos han servido para aprender y madurar un poco más, y que decidimos compartir para que os podáis avanzar a este tipo de situaciones, en las que a veces nos vemos sorprendidos y sin saber muy bien cómo hemos acabado así…

  • La verdad Universal y el remedio para todos los males: lo siento mucho chic@s pero en esta vida no hay atajos. Si alguien se presenta como poseedor de la verdad universal, os está engañando. Así de simple. Porque no hay una verdad universal que esté por encima de las demás, igual que no hay un remedio para todos los males y que hará que todo en la vida nos vaya de maravilla. Por mucho que a todos en algún momento nos gustase que así fuera. Así que desconfiad de métodos milagrosos o personas que afirman estar en conocimiento de «la verdad». Un buen maestro os proporcionará vuestras propias herramientas, para que podáis seguir trabajando por vuestra cuenta.
  • El falso linaje o título: hay muchas personas que justifican su conocimiento argumentando que provienen de un linaje ancestral determinado, o bien explican que han sido “elegidos” por un poder superior. Son los que se llaman a sí mismos chamanes, los que dicen venir de una raza pleyadiana superior, los dicen que su conocimiento proviene del “antiguo Egipto” aunque te estén vendiendo un curso de terapias asiáticas… Por favor desconfiad de estas personas y sed muy precavidos con ellas, en el mejor de los casos será un discurso inventado con la intención de captar gente, y en el peor de los casos la persona realmente se lo creerá y será psicológicamente inestable y peligrosa. En estos casos se detecta fácilmente al falso “maestro” ya que esta persona se da mayor importancia que el mensaje que quiere transmitir. Recordad: lo importante siempre es la enseñanza y no la persona que lo transmite y más cuando en temas espirituales el “maestro” o “chamán” es un mero mediador de lo transmitido desde el mundo espiritual.
  • Esto puede parecer una obviedad, pero un buen maestro respeta las opiniones y creencias de sus alumnos, nunca os impondrá su verdad o sistema de trabajo, como mucho los compartirá con vosotros para que podáis elegir vuestro propio método. Porque un buen profesor sabe que cada persona conecta mejor con unos determinados arquetipos, así que debe animaros a encontrar el vuestro, no imponerlo nunca. En resumen, en cualquier enseñanza espiritual, se debería dar las herramientas para que cada uno descubra y avance por su cuenta, se equivoque y acierte, nadie debería convertirse en un maestro de por vida, ya que cada uno tiene en su interior la sabiduría necesaria para avanzar en su camino.
  • La doble moral: es importante observar muy bien el grupo/centro/maestro. Hay muchas personas que en principio parecen inspiradoras y tolerantes, pero que en realidad cuando uno los conoce un poco puede detectar que su comportamiento y los conceptos que va predicando en realidad son totalmente opuestos. Estas personas suelen tener una máscara creada que les funciona muy bien en su trabajo, puede que aprendáis cosas interesantes con ellos, pero os recomendamos que mantengáis las distancias.
  • Homogeneidad de pensamiento. Observa cómo se comporta el grupo/maestro si tú o alguno de tus compañeros demuestra públicamente una opinión diferente a la suya. Muchas personas/grupos con perfil sectario aunque mantengan que respetan tu opinión y que son tolerantes, si ven que no eres manipulable acabarán cambiando su actitud hacia ti. Puede ser que muestren rechazo (ya no estés dentro del grupo selecto), o que te traten con condescendencia (como si fueras un niño pequeño que aún no está maduro para poder entender lo que ellos consideran su “verdad”).
  • Recuerda que un buen profesor no tiene favoritos. Obviamente siempre se tiene más conexión con algunas personas que con otras, eso es algo natural, pero un buen maestro no debe dar un trato privilegiado a algunos de sus alumnos frente a otros. Si es el caso, observa que seguramente estos “elegidos” sean aquellas personas que más idolatran al profesor o que siguen sus ideas/principios sin cuestionarlos demasiado. Generalmente estas personas son utilizadas por el falso maestro para mantener control sobre el grupo y homogeneizarlo.
  • Un buen maestro separa su vida personal y sus problemas de sus alumnos. Los falsos maestros suelen jugar un rol de víctima para conectar más fácilmente con sus alumnos y así manipularlos mejor y obtener de ellos beneficios (se les piden favores personales, etc). El objetivo no es siempre obtener dinero así que sed precavidos, y mantened las distancias hasta que con el tiempo comprobéis que esa persona se ha ganado vuestra confianza. También suelen mostrarse como personas muy cercanas y familiares, y siempre dispuestos a hacer favores a los demás, pero estad atentos, porque una vez que el falso maestro te haga un favor quedarás en deuda y no tardará en reclamar que se lo devuelvas.

Esperamos que estas claves os sean de utilidad, y os dejamos un enlace a nuestro canal de YouTube donde explicamos de forma breve lo expuesto en este post.

Silvia & Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *