The Universe don't aloow you to copy this post

Blog

Cristales imprescindibles

Meterse en el mundo de los cristales es fascinante, pero también agotador. Agotador en el sentido de querer tenerlos todos para utilizarlos en casos muy concretos, pero la experiencia lo que me ha enseñado es que no es práctico ni tampoco sano para el bolsillo, así que lo mejor es centrarse en unos pocos para poder profundizar en sus propiedades. Por eso hoy os traigo una mini guía de cristales con los beneficios que más vais a utilizar a diario:

Protección: Turmalina negra.

Los cristales negros tienen como principal función eliminar energías negativas, por lo que son perfectos para protegernos cuando estamos en ambientes nocivos o tenemos que tratar con personas absorbentes. Los cristales negros son como escudos que repelen estas malas vibraciones. Esta sería la foto general de estos cristales, pero evidentemente cada mineral tiene sus características. Si estáis empezando o no os queréis complicar, o simplemente queréis un mineral fácil de identificar os recomiendo la turmalina negra. Es una protectora perfecta, ya que absorbe tanto las energías dañinas del exterior como las nuestras propias que podemos generar en momentos de estrés o malestar, así que nos protege tanto de las malas vibraciones ajenas como de las propias, ¿qué más le podemos pedir? Pues aún hay más, ya que la turmalina además nos ayuda a subir los niveles de energías cuando pasamos por épocas de pereza o la temida astenia primaveral u otoñal.

turmalina negra

Meditación: Amatista.

Esta variedad de cuarzo es la compañera perfecta a la hora de meditar, practicar yoga o realizar cualquier actividad que requiera introspección. Es un cristal que transmite paz y sosiego, por lo que también es perfecto para apaciguar nuestro carácter si somos muy nerviosos o coléricos. Sin embargo la amatista no es recomendable usarla para dormir, ya que también activa nuestro subconsciente, por lo que usarla en el momento del sueño, cuando el subconsciente está especialmente activo, podría perjudicar nuestro descanso causando sueños inquietos.

amatista

Esta “contraindicación” de la amatista nos la podemos saltar si lo que queremos es reactivar nuestro mundo onírico, es decir, si no conseguimos recordar nuestros sueños, la amatista puede ser ese empujón que nos ayude a tener un sueño muy activo, aunque la consecuencia puede ser que nos levantemos cansados, así que mejor usarla en estos casos solo en días puntuales y cuando no tengamos que madrugar al día siguiente.

Sanación: Malaquita.

Este cristal es uno de los imprescindibles que todo el mundo debería tener cerca, ya que nos ayuda a aliviar el dolor y a reducir la inflamación. Ideal cuando tenemos un dolor agudo y concreto que queremos mitigar, la manera de trabajar con la malaquita es colocarla encima de la zona con dolor y el cristal lo irá absorbiendo poco a poco, bajando la inflamación y ayudando a regenerar los tejidos. En casos de fiebre tendremos que coger la malaquita con la mano derecha, de esta manera el exceso de calor será absorbido por el cristal.

Evidentemente no esperéis milagros, la malaquita ayuda a reducir el dolor y la fiebre, pero nunca en ningún caso debemos usarla como sustituto de otro tratamiento.

malaquita

Energía: Ámbar.

Lo primero de todo: el ámbar no es un cristal, es una resina fosilizada, pero en cualquier libro sobre cristaloterapia lo encontraréis, además también lo encontraréis en tiendas de minerales junto a otros cristales. Aclarado esto, decir que el ámbar es un perfecto aliado para incrementar nuestra energías cuando nos sentimos flojos, sobre todo tras haber estado resfriados, tener la regla o tener un día tonto. El ámbar nos ayuda a activarnos y a deshacernos de las telarañas del cansancio.

Ámbar
ámbar

Comodín: Cuarzo hialino.

Este cuarzo también se le conoce como cuarzo transparente y es el cristal más conocido de todos. Este cristal puede usarse como comodín, para cualquier propósito, aunque personalmente prefiero usar los cristales específicos y dejar el cuarzo como sustituto de la amatista a la hora de meditar, para recuperar el equilibrio tras un día ajetreado o para reequilibrar las energías cuando hay alguna parte del cuerpo dolorida. Lo increíble del cuarzo es que cuando trabajamos con él en meditaciones podemos notar como se “carga” energéticamente, la sensación al cogerlo es como si fuera más pesado o, incluso, puede llegar a dar una pequeña descarga de electricidad estática.

cuarzo hialino o transparente

Estos serían los cristales más indicados para iniciarse, a partir de aquí se os abre un mundo de minerales infinito, así que os animo a conocerlos e investigar por vuestra cuenta, tanto sus características físicas como sus propiedades «sutiles».

Silvia.

No Comments

Your comment...NameE-mail

Leave a reply