Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Parece mentira pero ya ha pasado algo más de un año desde que empezamos a escribir este blog! La primera festividad pagana de la que hablamos fue Lughnasadh, y aquí estamos de nuevo en el mismo punto, hemos dado una vuelta completa al calendario pagano. En esta ocasión queremos compartir con vosotros un poco de historia sobre esta festividad, y os daremos algunas ideas para que quien quiera pueda celebrar este día.

No hay una fecha clara para celebrar Lughnasadh, los neopaganos suelen celebrarla el 31 de Julio o el 1 de agosto, pero en los tiempos antiguos simplemente coincidía con los primeros días de agosto.  Esta fiesta es también conocida como Lughnasa o Lammas, la primera fiesta de la cosecha. En su origen era un momento para agradecer a la naturaleza los dones recibidos: cereales, crías de animales, leche, carne… Había que agradecer a la naturaleza su bondad, que permitiría sobrevivir a los meses de oscuridad que empezaban a intuirse. Así que era un momento para celebrar y festejar, pero con la previsión de empezar a guardar.

El origen de la palabra Lughnasad está directamente relacionado con el dios Lugh, uno de los dioses principales de la mitología celta que era representado como un dios guerrero y símbolo de la fuerza y de la inteligencia. A Lugh estaba dedicada la festividad de Lughnasad, que celebraba el inicio de la temporada de cosechas y era una de las cuatro festividades principales dentro del calendario celta junto con Samhain, Imbolc y Beltane. Ya hemos dicho que una parte de la palabra Lughnasad está relacionada con el dios Lugh, la otra, «nasad» en irlandés antiguo significa «asamblea», lo que nos indica el carácter de reunión de esta festividad, es un momento de celebración en comunidad.

Los frutos de la Tierra son los protagonistas de esta festividad, por ello Lughnasad es el momento ideal para trabajos de agradecimiento. También es un momento ideal para recolectar hierbas que usaremos en posteriores rituales, recordad que Lughnasad es la fiesta de la primera cosecha, así que aprovechad la salida al campo para recoger, siempre con respeto, algunas hierbas como espliego, tomillo o romero. Recordad que la naturaleza hay que respetarla, no cojáis nunca más plantas de las que necesitéis, hay que mantener el equilibrio y no convertir algo tan hermoso en un mero hecho consumista.

Si queréis celebrar un ritual este día os recomendamos que vayáis al campo, y realicéis alguna ofrenda de frutos de la estación, o de leche o miel a la naturaleza. Para mi este es uno de los rituales más importantes del año ¿Sabéis por qué? Pues porque es un momento de agradecer. Generalmente aprovechamos todas las energías de las estaciones, solsticios y equinoccios para empoderarnos, para crear un proyecto, para sanar… Y este día es el momento de devolver a la Naturaleza y el Universo un poco de toda esa energía que siempre nos prestan. Es un momento de dar y no de recibir, y así compensar el equilibrio natural. Además el hecho de agradecer nos conecta más con la Naturaleza y la divinidad, de alguna manera afianza nuestros lazos y nos convertimos en parte de algo que nos transciende a nosotros mismos.

Os recomendamos que busquéis un lugar tranquilo en el bosque, poco transitado. Una vez allí podéis aprovechar y hacer un picnic y compartir parte de vuestra comida con la naturaleza. Podéis dejar un pequeño trozo de lo que estéis comiendo, o bien si no tenéis tiempo de acampar, simplemente ofrecer una manzana, un poco de trigo, leche o miel. Antes de depositarlo en el suelo sujetar vuestra ofrenda entre las manos y concentraros en agradecer a la Naturaleza, el Sol, el Universo todos los dones recibidos durante el último año, y luego podéis dejar la ofrenda en el suelo, o bien a los pies de un árbol, o incluso podéis cavar un pequeño hoyo y enterrar los alimentos que ofrezcáis. Sea cual sea la opción que escojáis debéis tener en cuenta que no podéis recoger esa ofrenda y tiene que quedarse allí, así que si es un lugar transitado o lo hacéis en vuestro jardín tal vez la opción de cavar un pequeño hoyo sea mejor. También podéis concentraros en las divinidades o criaturas locales a la hora de hacer vuestra ofrenda, mostrando así vuestro respeto y cariño hacia las criaturas invisibles que habiten en vuestra región.

Y como hemos dicho que es una época para agradecer, queremos aprovechar este post para agradeceros a vosotros, queridos lectores, que dediquéis un tiempo de vuestro día a día para leernos. Esperamos de corazón que disfrutéis con las cosas que publicamos en este blog, y esperamos poder tener la suerte de contar con vosotros muchos años venideros. Feliz Lughnasadh a tod@s!

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

2 pensiamientos en “Completando el ciclo con la festividad de Lughnasadh

  • Ana

    Eyyyy muchas felicidades por su primer aniversario. Los encontré a mitad del camino pero a paso firme aquí sigo leyendo cada publicación. Gracias por compartir sus conocimientos, sensibilidad e intuiciones. Aprendo de ustedes en cada post. Acá encenderé un fuego en muestra gratitud para ustedes. Un abrazo y flores de viento para ustedes desde el Norte de México.

    Responder
    • Kennari

      Gracias Ana! Un abrazo muy grande desde Barcelona! Y feliz Imbolc para ti que estás en el Sur ;)

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *