Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Somos realmente muy poco conscientes de las energías que movemos en nuestro día a día, tanto positivas como negativas; energías que producen unas consecuencias a nuestro alrededor, ya sea consciente o inconscientemente.

Estar rodeados de personas enfadadas, deprimidas, estresadas; trabajar con tensión, no solucionar los pequeños roces, etc genera un ambiente laboral nefasto que tiene una consecuencias que van más allá de las obvias de generar mal rollo entre compañeros.

Los sentimientos generan explosiones energéticas poderosas, explosiones que recibimos cuanto más cerca estamos de la persona que las genera. Es evidente que si los sentimientos son positivos, nos afectarán positivamente, como un ataque de risa que acaba contagiándose, pero por desgracia el ser humano suele generar más sentimientos negativos que positivos, y el entorno laboral suele ser terreno abonado para que se desaten dichos sentimientos y acaben minando nuestra salud física, mental y, evidentemente, nuestra salud espiritual.

Los malos sentimientos generan malas energías y si no tenemos un buen escudo psíquico acabaremos sufriendo problemas tales como dolores de cabeza repentinos, tensión muscular, depresión, cansancio, agobio… No hace falta que la persona que nos manda sus “malas vibraciones” sepa como funciona la magia, las consecuencias las sufriremos, ya que un sentimiento profundo y la cercanía serán suficientes para hacernos pasar un mal rato.

Dicho esto, ¿cómo nos protegemos?

  • Turmalina negra u obsidiana. Personalmente me gusta mucho trabajar con minerales por lo que os recomiendo que cuando estéis trabajando llevéis con vosotros un mineral negro. Funcionan muy bien la turmalina negra o la obsidiana. Os recomiendo que solo uséis estas piedras para el propósito de protegeros en el trabajo y os las quitéis cuando salgáis, las limpiéis con agua y una vez a la semana las dejéis a la luz del sol.
Colgante de turmalina hecho por nosotras. Disponible solo bajo pedido mandándonos un mail a kennari.bcn@gmail.com
  • Saquito protector con sal negra y romero. Este remedio es perfecto si tenemos una taquilla donde dejar este saquito de manera permanente para que actúe las 24 horas del día. Hacerlo es muy fácil, solo necesitamos sal negra, romero seco picado y una bolsita negra. Lo ideal es crear la bolsa en un momento tranquilo en el que estemos concentrados en la intención de protegernos, mientras lo hacemos recitaremos un pequeño mantra como “con este saco alejo de mi todo aquello que me quiera herir” o algo por el estilo, cuando lo hayamos creado lo cerraremos con nudos impares y lo colgaremos en la taquilla. El saquito pierde propiedades con el tiempo, por lo que al año enterraremos el viejo en el campo y haremos otro nuevo.
  • Agua de ruda y manzanilla. Este agua es un método discreto que podemos usar en cualquier momento y llevar en el bolso. Para hacerlo pondremos agua en una olla y echaremos la manzanilla y la ruda cuando el agua esté fría, cuando el agua rompa a hervir nos centraremos en la intención protectora de la ruda y calmante de la manzanilla, dejaremos cocer tres minutos y colaremos. Cuando el agua esté fría, la meteremos en una botellita con vaporizador que nos echaremos por el cuerpo y el pelo cuando lo necesitemos. La ruda es una de las hierbas más protectoras que podemos encontrar mientras que la manzanilla es una hierba sanadora que calma, algo que también necesitaremos si nos encontramos con un ambiente de trabajo hostil.

Estos remedios son una ayuda en el trabajo, pero al salir tendremos que potenciar nuestras defensas con meditación, ejercicio y limpiezas energéticas para eliminar las cargas que hayamos acumulado tras un día de mal rollo.

Silvia.

Para ahondar un poco más en el tema de los intercambios energéticos malintencionados os dejo unos cuantos post que hemos escrito sobre magia negra, vampiros psíquicos y ataques psíquicos:

7 remedios contra la magia negra

Vampiros psíquicos: qué son y cómo detectarlos

Cómo defenderse de un ataque psíquico

Qué es un ataque psíquico y cómo detectarlo

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *