En brujería y chamanismo se hace uso de diversos objetos como medio para canalizar energías y ponernos en contacto con nuestros guías y maestros. Son lo que se llaman objetos mágicos, aunque yo personalmente prefiero llamarlos objetos puente, ya que su función fundamental es hacer de enlace entre nuestra realidad física y la realidad espiritual.

La “magia” de un objeto puente depende de los materiales de los que esté hecho y de la intención que le hayamos imprimido a ese objeto durante su fabricación. Y sí, digo fabricación, ya que para que un objeto que vayamos a usar en brujería o chamanismo sea realmente efectivo, es altamente recomendable que lo hayamos fabricado nosotros, por lo menos en parte. ¿Por qué? Por la intención y por la carga energética que le damos al hacerlo que lo liga a nosotros, estos dos ingredientes son los que harán que nuestro objeto sea un enlace entre las dos realidades.

Como hemos dicho para que la fabricación de un objeto puente tenga esa carga energética tendremos que fabricarlo con la intención. Es decir, no vale hacer un atrapasueños o una vara de plumas mientras estamos comentando la última película que vimos o mientras estamos viendo una serie, tenemos que fabricarlo con la mente despejada, concentrados en lo que estamos haciendo y con la intención de crear un objeto único para nuestro trabajo chamánico o de brujería.

Bolsa medicinal hecha con cuero.
Bolsa medicinal hecha con cuero.

Más arriba hemos dicho que es importante la intención y los materiales. Este último punto es básico para que nuestro objeto tenga más “poder”, pero ¿de qué material debe ser? El objeto que fabriquemos para nuestros rituales debe estar hecho con elementos naturales: maderas, plumas, piedras, conchas, minerales… Todos estos elementos forman parte de la madre tierra y, por lo tanto, tienen una energía muy potente que permanecerá en el objeto que elaboremos. Para hacer más estético nuestra herramienta o poder trabajar adecuadamente podemos incluir algún elemento artificial como una cuerda sintética o algún elemento plástico, pero la parte fundamental del objeto debe estar hecho con elementos naturales.

Objeto para sanaciones chamánicas hecho con madera de deriva y plumas de cuervo.
Objeto para sanaciones chamánicas hecho con madera de deriva y plumas de cuervo.

Con la intención y los materiales naturales tenemos prácticamente asegurado el éxito de nuestro objeto, pero aún hay un punto más que hay que tener en cuenta: la “presentación”.

Este paso solo lo haremos si tenemos práctica en hacer viajes chamánicos o cruzar el cerco, ya que implica “ir” a la otra realidad con el objeto en la mano para que nuestros animales de poder o guías nos digan para qué podemos usarlo y cómo debemos cuidarlo y guardarlo. En este punto hay que aclarar dos cosas: podemos hacer un objeto y llevarlo al otro lado para que nos digan cómo usarlo, o durante un viaje chamánico nos pueden dar un objeto y nosotros podemos crearlo en el mundo físico. En ambos casos la finalidad es la misma: que el objeto esté duplicado, tendrá una parte física en nuestro mundo y una parte etérica en la otra realidad. Así es como funciona la “conexión” de este objeto puente.

Por último decir que no hace falta que todas las herramientas que usemos sean objetos elaborados, un objeto puente puede ser una pluma especial que nos encontremos, una piedra de un lugar importante para nosotros, un mineral, una semilla… La forma de proceder será la misma que para un objeto fabricado: presentarlo en el otro lado o, si nos dan un elemento, buscarlo en nuestra realidad y ligarlo con la parte etérica del objeto que nuestros guías nos han dado durante el viaje chamánico.

Silvia.

Piedras del lago Titicaca usadas para sanación chamánica.
Piedras del lago Titicaca usadas para sanación chamánica.

4 pensiamientos en “Cómo funcionan los objetos en brujería y chamanismo

  • Nico

    Hola silvia, muchas gracias por toda la info que compartes! Estoy iniciando en el viaje chamánico y leerte me ha sido de mucha ayuda.
    Justo ayer viajé al mundo de abajo y viendo todo desde arriba, vi como ponían en mi mano un objeto, creo que un collar… En ese momento veia todo en 3era persona y desde muy arriba por lo que no lo pude ver bien y no se por qué no me atreví a preguntar que era y porqué me lo daban.

    Saludos!

    Responder
    • Kennari

      Siempre puedes preguntar la próxima vez ;) Gracias por compartir!

      Responder
  • El espíritu de la tierra

    Me encanta vuestro blog, Silvia e Isabel, os felicito y os agradezco infinito toda la información que aquí compartis para quien la ande buscando, pues es oro. Hay una duda que tengo acerca del chamanismo, es algo que no acabo de comprender y me refiero a la fuerza del intento. Sera que a mi mente racional le cuesta entender ciertos conceptos, podríais arrojarme un poco de luz acerca del intento? Leo sobre ello y no acabo de entenderlo, no se si puede ser quizá esa fuerza que todo lo anima y que percibo perfectamente o se refiere a algo mas abstracto hasta donde no consigo llegar. Lo dicho, que os agradecería mucho algún tipo de explicacion con ejemplos, o de guía al respecto. Mil gracias y un abrazo.

    Responder
    • Kennari

      Hola! Gracias a ti por leernos, no dudes en preguntar lo que quieras ;) En este caso puede que se te escape este concepto precisamente por lo evidente que es, y es que a veces las cosas más fáciles son las que más cuestan. Cuando hablamos de «intencionalidad» o «intención» nos referimos precisamente a eso: la intención que tenemos a la hora de trabajar. Un ejemplo práctico: imagina que voy a hacer un ritual para sanar a un familiar. Pues por muy buenos elementos que tenga (me lo invento, pero imagina que tenemos un cuarzo, unas plumas, unas hierbas sanadoras…) de nada sirve el trabajo a nivel energético (o casi de nada) si no soy capaz de concentrarme mentalmente en sanar a la persona. Esa es la intención del ritual: sanar. Esa idea tiene que estar anclada en mi mente todo el tiempo, no puedo dispersarme, no puedo pensar en mi, o en la pena que siento por mi familiar. Debo centrar toda mi mente en sanar, para poder dirigir la energía a ese fin. Y esto es la base de cualquier práctica energética: si no hay energía y no hay intención no sucede el acto mágico (o como quieras llamarlo).

      No se si ahora habrá quedado claro, sino no dudes en preguntar de nuevo. Como ves es menos espiritual o místico de lo que pueda parecer, pero es que estamos acostumbrados a que nos adornen estas cosas cuando en realidad no hay necesidad, lo sencillo es casi siempre lo más efectivo. Aunque como siempre, cada uno tiene que trabajar con lo que se sienta más cómodo. Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Kennari +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

The Universe don't aloow you to copy this content