Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El ocio, cuando no se orienta a la exaltación del ego, cuando se vive con el mismo entusiasmo que cuando éramos niños, es capaz de estimular nuestro cerebro para que vuelva a abrir las puertas al Otro Lado.

Lo mismo ocurre con el arte, ya sea una película, una pieza musical o una pintura. Cuando la obra artística nace de la inspiración pura, cuando el nacimiento no se basa en la necesidad materialista de sacar rendimiento económico es cuando nace la obra que es la llave capaz de elevar nuestra conciencia para que conecte con los planos elevados de la realidad.

La música ritual chamánica, la música religiosa vibrando en las antiguas catedrales, la ópera, una pintura creada para conmover el espíritu… Cualquier pieza artística que nos llega al centro, que nos conmueve, nos acerca un poco más a la antigua conexión que teníamos con el mundo invisible. Y esta reconexión no solo ocurre con el arte humano, un paisaje natural sobrecogedor ejerce la misma influencia, de hecho el arte humano siempre ha intentado imitar la magnificencia de la naturaleza, un ejemplo claro son las antiguas catedrales góticas, construcciones que intentaban traer el reino celestial a la tierra para conmover a los feligreses.

vidrieras de la Catedral de León

El arte por el arte por pura inspiración tiene un claro ingrediente místico y mágico. Es la manifestación en este plano de las energías que nos rodean, de los seres invisibles que conviven con nosotros y que nos quieren volver a enseñar el vínculo sagrado a través de la intangibilidad de la expresión artística pura.

De hecho algunos artistas más inmersos en el mundo espiritual aseguran que su inspiración viene susurrada desde otros planos de existencia. También hay quien crea sus obras a partir de sus sueños, o incluso gente increíble que es capaz de plasmar el dolor o las enfermedades mentales a través de la pintura o la fotografía.

De hecho mis guías en algunos casos me han aconsejado pintar antes de iniciar un viaje o practicar un ritual. ¿Por qué? Pues porque es otro modo de alcanzar un estado alterado de conciencia: si dejamos la mente en blanco y somos capaces de liberar nuestra cabeza de todo pensamiento y sólo dejarnos llevar por el arte… Ya sea pintando, cantando o bailando… Se produce un acto mágico. Y podemos utilizar estos momentos de creación artística para preparar nuestra mente para una sesión energética posterior, si no lo habéis hecho nunca os recomiendo que lo probéis un día.

Pero no sólo el arte puede ayudarnos a alcanzar estados alterados de conciencia, también es utilizado en algunas terapias, pues puede ayudarnos a reducir el estrés, a dejar salir miedos o experiencias reprimidas… Por ejemplo, en algunas terapias alternativas si se detecta en el paciente una pérdida de conexión con su «yo», o una falta de autodeterminación a veces se le pide que pinte un autoretrato, aunque la persona no tenga ni idea de pintura. El hecho de tener que encontrar tiempo para estar relajado y ponerse delante de un lienzo en blanco ya altera nuestro ritmo de vida estresante, y si además tenemos que plasmar nuestra identidad, podemos acabar descubriendo muchas cosas de nosotros mismos.

En la antigüedad muchas veces el arte estaba reservado a los chamanes, pues eran ellos quienes en ese estado alterado de conciencia pintaban las paredes de las cuevas con dibujos rituales. Y de igual modo pintarse el cuerpo con símbolos protectores ante los ritos de paso era una forma de reconectar a través del arte, a través de la magia simpática, con ese mundo invisible que para ellos era algo muy real.

Los Wandjinas son unos seres pintados en las cuevas de la zona de Kimberley (Australia). Desde la antigüedad más remota el arte ha servido para representar a dioses y espíritus.

En resumen, el arte puede ayudarnos a sanar si nos dejamos llevar por su mística llamada.

Silvia e Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *