Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tal vez os sorprenda un poco el título de hoy ¿Alma gemela? ¿Reencarnación? ¿Son trampas? ¿De qué va todo esto? Veréis, hace tiempo que vengo observando cómo sufre innecesariamente la gente por culpa del modelo de romanticismo que nos imponen en todas partes: las películas, las novelas, la sociedad… Y si encima nos lo presentan mezclado con conceptos espirituales, como puede ser la reencarnación o el alma gemela el resultado puede ser tener sumida a la sociedad en un falso romanticismo que sólo sirve para hacernos daño.

Si cuento esta historia, es porque yo misma he sido muchos años víctima de estas falsas ideas que parecen ser el ideal al que todo hombre o mujer deben aspirar. Así que aquellos que queráis escuchar, a lo mejor os evitáis algunas trampas en el Camino leyendo estas palabras.

Para empezar, la reencarnación existe, si lo afirmo con tal rotundidad es porque recuerdo cosas, y sé que no son producto de mi mente porque he estado en lugares que no conocía en esta vida pero he recordado el camino y las cosas que allí había. Pero bueno, entiendo que esta afirmación no le sirva a todo el mundo. Y me parece bien, cada uno debe ir reconstruyendo las cosas según lo que sienta. El caso es que desde pequeña he recordado cosas, en especial lugares y antiguas parejas.

¿Y qué es lo primero que ocurre cuando recordamos cosas de vidas pasadas? Que vivimos más en el pasado que en el presente, que nuestra identidad actual se diluye con los recuerdos de quien éramos antes. Y lo peor de todo, que nos vienen a la mente miles de películas donde los jóvenes amantes se buscan de una vida a otra. Porque ese es el amor verdadero, el que supera la muerte y nos hace reencontrarnos de nuevo… pues bien eso es MENTIRA. Eso es CINE y porquería que nos meten en la cabeza. Es el falso romanticismo. Perdí muchos años de mi vida hasta que entendí esta verdad.

¿Cómo estoy tan segura de lo que digo? Me pasé mi vida buscando un antiguo amor que recordaba. Sintiendo que si me acordaba de todo aquello era porque era especial. Era mágico. Mirad, si nos acordamos de vidas pasadas, es para aprender que nuestro pasado no debe condicionar nuestro presente. Debemos dejar de arrastrar ese lastre, esa carga emocional anterior a nuestra propia existencia. No me malinterpretáis, no quiero decir que ignoréis por completo esas memorias, sino que aprendáis de ellas, pero teniendo los pies anclados en el ahora.

Si recordáis un antiguo amor de vidas anteriores, es para que lo dejéis marchar, porque eso es un acto de amor real, ser capaces de entender que la vida sigue fluyendo, y desear a esa persona la mejor de las suertes en su nueva etapa. No quererla de nuevo para nosotros. Las personas no nos pertenecen. Cuando fui capaz de entender esta verdad, cuando me liberé de esa carga emocional y deseé suerte a mi antiguo amor estuviera donde estuviera y me despedí de él, fue cuando me llegó por fin en esta vida el amor. Hace cinco años de ello, y han sido los cinco años más felices de mi vida, junto a mi pareja. Hasta ese momento, mi vida sentimental había sido un desastre porque estaba obsesionada en encontrar algo que pertenecía a otro tiempo.

Así que no seáis tan cabezones como yo. La reencarnación tiene su parte de trampa si no aprendemos y dirigimos nuestros pasos hacia delante. El amor que nos vende esta sociedad, con sus almas gemelas también nos condiciona. No hay una única persona en el Universo para nosotros ¡Hay muchas! Porque no dejamos de crecer y evolucionar, y lo que puede funcionar durante un tiempo, luego puede convertirse en una amistad o en otra cosa, porque estamos en continuo cambio, y durante cada etapa del camino puede que encajemos con una persona o con diversas. En cualquier caso, huid del drama innecesario, la vida es muy corta como para lamentarnos por ideas falsas que han metido en nuestra cabeza.

Carpe diem! Y espero que disfrutéis de este año que acaba de empezar!

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

4 pensiamientos en “El alma gemela y la reencarnación: las trampas de la evolución espiritual

  • susana

    gracias!!!! tienes mas info para dejar ir a alguien, necesito superar esto yaaaaa

    Responder
    • Kennari

      Hola Susana, a mi me ayuda realizar rituales que impliquen separación, pero sin pensar ningún mal para la otra persona. Cosas sencillas como escribir en un lazo el nombre de los dos y luego con respeto y cariño cortarlo por la mitad de forma que los nombres queden separados, luego el tuyo lo guardas y el suyo lo entierras para que no vuelva. También puedes coger algún regalo que te haya hecho y quemarlo (si es pequeño y puede arder bien, como una nota, o algún libro), o bien tirarlo al fondo del mar (esto también si el algo pequeño que no vaya a contaminar, como un anillo o algún colgante), y mientras lo haces visualizas como os alejáis pero siempre sin pensamientos negativos o deseando mal a la otra persona.

      Responder
  • dramawitch

    Gran entrada y muy cierta. Lo de no quedar atrapado en el pasado aplica tambien para esta vida ?

    Responder
    • Kennari

      Me alegra que te haya gustado! Gracias por comentar!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *