Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Continuamos con la lista de las 10 cosas que puedes hacer para mejorar el mundo para celebrar el día internacional de la madre Tierra. Si no te quieres perder las cuatro primeras pincha aquí.

  1. Reduce el consumo de energía. Nuestro modelo energético actual como la mayoría sabréis, no tira de energías renovables sino de combustibles fósiles, o peor aún de nucleares, cuyo resultado es una generación de contaminación continua. Un consumo responsable de la energía nos beneficia a todos: al planeta porque reducimos emisiones contaminantes; a otras personas porque liberamos el sistema energético y permitimos que haya más energía disponible para los que tienen más difícil acceso a ella; y a nosotros mismos porque nos permite ahorrar costes en nuestras facturas. Algunas cosas de las que puedes hacer para reducir este consumo son tan simples como apagar las luces cuando salgas de una habitación (aunque tengas que entrar de nuevo a los cinco minutos), puedes abrigarte más en invierno y reducir el uso de calefactores (sentido común, tampoco hay que helarse de frío, pero he visto gente ir en manga corta en invierno por tener la calefacción a tope, seamos conscientes de lo que hacemos!), o cambiar las bombillas de tu casa por bombillas leds, que tienen un bajo consumo y además una esperanza de vida muy larga. Estos son algunos ejemplos, pero si buscáis por internet encontraréis muchos más!
  1. Colabora con una protectora de animales. En estos tiempos de crisis son muchas las protectoras que lo están pasando mal por falta de ayudas y están desbordadas. Por eso si os gustan los animales pero no podéis adoptar ninguno (como es mi caso), podéis optar por ayudar de otras formas como apadrinar un animal. Muchas protectoras tienen esta opción, suelen ser cantidades no muy altas de dinero, y te dejan pasear o visitar al animal que hayas apadrinado. Y aunque creáis que puede ser una experiencia muy dura lo cierto es que es muy divertida, porque comprobaréis que los perros disfrutan muchísimo del paseo y son muy agradecidos, y además de paso podéis hacer ejercicio paseando o corriendo con ellos. Si no podéis permitiros el apadrinar, siempre podéis ofrecer vuestro tiempo y colaborar como voluntario, en este caso os exigirán una dedicación mínima al mes, así que sed consecuentes y no os comprometáis a nada que no seáis capaces de cumplir!
Mirad que cara de alegría!
Mirad que cara de alegría! Perro apadrinado    de la protectora de animales de Mataró
  1. Cambiarte a una banca ética. A muchos os sorprenderá leer estos dos conceptos juntos ¿Puede un banco ser ético? ¿En qué consiste? Hay diversos tipos de banca ética, en general son entidades financieras para las que son más importantes las causas sociales y ecológicas que los beneficios económicos, así que garantizan transparencia a sus clientes, y que sus inversiones son siempre en proyectos sociales o de sostenibilidad. Además si te cambias a una banca ética no sólo estas apoyando a este tipo de proyectos, sino que impides que la banca tradicional use tu dinero para invertir en causas no muy éticas como la compra de armamento o la especulación farmacéutica entre otras. Además son bancas que funcionan bien, yo utilizo una de ellas desde hace algunos años y estoy contenta, así que no desconfiéis y si os animáis aquí os dejo las más recomendadas: Triodos Bank, Coop57 y Fiare.
  1. No consumir productos transgénicos. Primero de todo es importante aclarar que el motivo de no recomendar este tipo de productos no es debido a las alteraciones genéticas que han sufrido, estas modificaciones no van a dañar en modo alguno nuestro organismo, simplemente es una mutación artificial de la planta igual que en otras ocasiones estas mutaciones son naturales. El motivo de no recomendar este tipo de cultivo es que dada su alta resistencia a plagas e insecticidas, se someten a una mayor fumigación, con la consecuente contaminación de subsuelos y acuíferos, por no mencionar el envenenamiento de la fauna silvestre (**Actualización: Este último punto no lo tengo muy claro, ya qye algunos estudios demuestran precisamente que la resistencia de los transgénicos reduce la necesidad de pesticidas…. He intentado buscar estudios concluyentes pero hay tantos a favor como en contra, así que de momento que cada uno opte por lo que más le convenza**). Si optáis por esta opción y queréis dejar de consumir transgénicos Greenpeace os lo pone fácil pues han hecho el primer mapa de transgénicos de España, además en su web van actualizando su guía roja y verde de transgénicos, que consiste en un listado de empresas que utilizan este tipo de cultivos. Obviamente siempre habrá algunas verduras y frutas de las que no podréis saber si son transgénicas o no, pero no os obcequéis con el tema, recordad que a veces con reducir el consumo ya ponemos nuestro granito de arena.
  1. Reduce el consumo de agua. Todos sabemos que el agua es un bien escaso, ¿pero somos realmente conscientes del uso que hacemos de ella? Según cálculos oficiales en nuestro país se consume una media de 171 litros de agua diarios por persona! Poner lavadoras, ducharse, fregar los platos, lavarse los dientes, las manos, las cisternas… El agua es uno de nuestros bienes más preciados, y no la valoramos lo suficiente. ¿Qué podemos hacer para intentar ahorrar un poco más? Pues podemos recurrir a algunos trucos como poner un reloj de ducha y cronometrar que no tardamos más de cinco o diez minutos en ducharnos. Poned la lavadora sólo cuando tengáis ropa suficiente para llenarla. También podéis reutilizar el agua que habéis puesto a hervir para regar plantas o fregar suelos. Utilizad el lavavajillas (si tenéis), aunque parezca mentira, si esperáis hasta que esté lleno consumiréis un 10% menos de agua que si fregáis a mano. Otro consejo es no utilizar el váter como papelera, los desechos mejor a la basura y así no desperdiciáis el agua del depósito en vano. Y una idea que me encanta y descubrí en Japón es un sistema de lavabo que reutiliza el agua para el uso del inodoro, aquí de momento parece ser que es costoso de encontrar, pero os dejo este enlace donde podéis encontrar más información.
  1. Comprar huevos de gallina 0 o 1. He querido dejar para el final algo muy simple, y es el tema de comprar huevos de gallinas que han podido disfrutar de una vida al aire libre en lugar de estar encerradas en jaulas en las que no pueden moverse y que además en muchas ocasiones han sido mutiladas. Estos huevos los podréis encontrar fácilmente en cualquier supermercado, son algo más caros pero también son más sanos y tienen un sabor mucho más rico! Por suerte este tema está muy bien regulado por la ley (puedes leer los detalles aquí), y todos los huevos de gallina que podemos encontrar tienen grabada una numeración bastante larga. El número que nos interesa es el primero de la lista, si es un 1 significa que las gallinas son camperas, y si es un 0 significa que son camperas y además criadas con pienso ecológico.
Huevo de numeración 0, procedente de granja ecológica
        Este es un huevo 0, de granja ecológica

Y hasta aquí esta serie de posts sobre cosas que podéis hacer para mejorar el mundo! He intentado huir un poco de los tópicos y proporcionaros información menos conocida, pero por supuesto también podéis colaborar con alguna ONG, apadrinar un niño, ayudar en los comedores sociales o los bancos de alimentos… Lo importante es que no perdáis la ilusión de poder cambiar el mundo a mejor, y más en estos tiempos tan impersonales y faltos de humanidad, pero estoy segura de que entre todos podemos cambiar las cosas, sólo hace falta dar el primer paso, así que no esperes más y da el tuyo! Por nosotros, por nuestros descendientes, y por la madre Tierra con su hermosa fauna y flora!

Isabel.

Si te gusta comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *