El intercambio en espiritualidad

Hoy tengo ganas de llamar a las cosas por su nombre y tratar un tema que desde un punto de vista personal, pienso que es de los que más se utilizan para estafar a la gente: el intercambio en espiritualidad. Casi siempre nos dicen que tiene que haber un intercambio cuando se hace un trabajo energético, se leen las cartas, las runas, etc… Y siempre nos piden a cambio dinero o la voluntad argumentando que hay una especie de ley cósmica que dice que siempre debe hacerse así… Y aquí viene mi punto de vista: ¿Por qué siempre hay que recompensar materialmente un acto espiritual? ¿No es precisamente esto un acto contradictorio?

Antes de seguir, aclarar que esto no va contra la gente que cobra por un servicio, sino por la gente que estafa a los ingenuos con falsas palabras y precios abusivos. Y más que nada lo escribo porque estoy cansada de escuchar como todo el mundo repite lo mismo una y otra vez sin darse cuenta de que están capitalizando la espiritualidad.

¿Debe haber siempre un intercambio en espiritualidad? ¿Va a ocurrir algo terrible a nivel energético sino me dan dinero a cambio de predecir el futuro o hacer un trabajo energético? Pues claro que NO. Sinceramente, el tema del intercambio creo que es una excusa para poder justificar el cobro de un servicio, cuando en realidad no sería necesaria ninguna justificación. Cuando una persona hace un trabajo energético para otra invierte su tiempo y en ocasiones también material. Si alguien quiere dedicar su vida a poner un precio a esta actividad, que lo haga y punto, al fin y al cabo es algo legítimo cobrar si hay una dedicación real.

 Así pues la energía va a fluir igual tanto si decidimos cobrar o no por estos servicios. Que no os engañe nadie, un trabajo energético puede hacerse gratis o puede cobrarse, pero cualquiera de los dos casos es una opción de la persona que lo hace, y las dos opciones son legítimas. ¿Dónde está el problema entonces? Pues en los precios abusivos de la gente y en las estafas. Los trabajos energéticos son complicados, juegan muchos factores diferentes por lo que aunque sepamos alterar el curso del destino, no siempre tienen efecto estos trabajos. Eso es lo primero que debería saber una persona cuando quiere optar por contratar estos servicios. Puede que pagues una fortuna que nunca tendrás al 100% asegurado nada… ¿entonces pagarías esta suma de dinero? Tal vez no… por eso te dicen que si no hay intercambio no funciona.

Y aquí viene el segundo punto… ¿Por qué el intercambio tiene que ser un pago en metálico? A mí me han venido gurús de pacotilla a decir que hago muy mal en echar las cartas gratis o en dar cursos gratis a los amigos porque no hay un intercambio. Bueno, tal vez el intercambio no lo haya para ese falso gurú, pero a nivel personal yo me siento pagada con el esfuerzo y el trabajo de la gente para asimilar lo que se les explica. Me siento pagada cuando noto el cariño y el apoyo de la gente cuando lo necesito. El Amor es el mejor de los intercambios, pero lamentablemente no siempre da de comer.

Aunque no todo es color de rosa… hay gente a quien he dedicado mi tiempo (que es bastante escaso) y a pesar de ese esfuerzo no ha mostrado ni agradecimiento ni interés, ni ha valorado los conocimientos que han recibido… ¿Pero sabéis qué? Que incluso en este caso se produce un intercambio. Aunque en este caso lo que he recibido no ha sido del todo agradable, pero es que la vida es así, creer que sólo vamos a recibir cosas positivas cuando hacemos cosas desinteresadamente es como creer que un león no te va a atacar en plena selva porque eres vegano.

Por eso hay gente que decide cobrar siempre: porque al menos recibe un pago por la dedicación de su tiempo. A mí me parece estupendo si no se engaña y si se cobra un precio razonable. Tal vez os preguntéis cual es un precio razonable… Eso es algo muy personal, y no tiene por qué ser siempre el mismo porque las tareas a veces requieren esfuerzos diferentes, pero más o menos haced esto: pensad en lo que cobráis al mes. Calculad lo que os pagan por hora de trabajo. Si eso es lo que vale vuestro tiempo y esfuerzo, ¿Cuánto estáis dispuestos a pagar por el tiempo de los demás?

Pero enfoquémoslo desde otro punto de vista… Imaginaos que aprendéis a hacer viajes astrales o viajes chamánicos. Y que en ese mundo espiritual por fin encontráis a vuestros maestros y les pedís consejo o conocimientos o sanación… Y os dicen: “Tiene que haber un intercambio siempre, ¿me podrías dar dinero a cambio?” ¿Por qué si nuestros guías espirituales nos ofrecen conocimiento y ayuda sin pedir nada, tenemos nosotros que pedir bienes materiales cuando lo hacemos por los demás? Nuestros guías saben que todo acto mágico, sea o no pagado con dinero, tiene un intercambio. Pero es que no todos los intercambios son siempre a nivel material. Si nosotros no nos esforzamos en mejorar, si no dedicamos tiempo a nuestras prácticas, sino reflexionamos sobre sus consejos e intentamos seguirlos, ellos saben que nuestra vida no cambiará en nada. Son conscientes de que ellos dan, pero que si nosotros no damos nos quedaremos igual. Y son conscientes de que es nuestra elección y nuestro problema no el suyo, los únicos perjudicados somos nosotr@s mism@s que nos quedaremos estancados en la rueda.

Isabel.

0 comments on “El intercambio en espiritualidadAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *